Firma Digital

Es una herramienta tecnológica por medio de la cual podemos asegurar la autoría de un documento o mensaje y verificar que su contenido no haya sido alterado.

La firma digital con token posee:

Validez jurídica: la firma digital permite firmar documentos electrónicos digitalmente con la misma validez jurídica que una firma de puño y letra. La firma se encuentra bajo control del firmante en todo momento.
Autenticidad e integridad del documento: permite identificar al autor fácilmente y verificar si ese documento fue alterado. Por lo cual se asegura la autoría e integridad del mismo.
Seguridad: está basada en la criptografía asimétrica. Instalaciones seguras para el almacenamiento de los datos, los roles definidos para cada proceso y el personal capacitado en todos los sectores garantizan la seguridad.
Múltiples usos: para hacer trámites con entidades privadas y públicas, tales como declaraciones impositivas y notificaciones judiciales, operaciones bancarias, contratos a distancia y documentos de comercio exterior. Se pueden firmar digitalmente cualquier tipo de archivo.

Solicitar Certificado de Firma Digital por Hardware (token)

  • Sacar un turno en la Autoridad de Registro del Gobierno de Mendoza. Por correo a firmadigital@mendoza.gov.ar o por teléfono al 4492158.
  • Una vez que tenga su turno deberá completar el formulario. El correo electrónico ingresado al momento de completar el Formulario debe ser el correo oficial personal en el caso de las personas físicas que desempeñen funciones en entes públicos estatales o del titular de la solicitud en el caso de las personas físicas que realicen trámites con el Estado, sin excepción. En “Autoridad de Registro” se debe seleccionar la misma Autoridad de Registro en la cual se sacó turno (Gobierno de Mendoza). En caso de que no coincidan no se podrá realizar la emisión del certificado.
  • Una vez completado el formulario y verificados los datos seleccionar “Enviar Datos de Solicitud de Certificado”. En esta etapa se realiza un precarga de los datos necesarios para realizar el trámite. Los datos incorporados serán incluidos en el certificado a emitir.
  • Automáticamente se recibirá un correo electrónico a la dirección de correo informada en el formulario del punto 2. Allí tendrá un link de verificación de su dirección de correo al que deberá acceder para continuar el trámite, el cual tiene una vigencia de 24 hs. Pasado ese período de tiempo, si no se confirmó la dirección de correo electrónico, se deberá cargar nuevamente la solicitud.
  • Previo al día del turno se deberá enviar un correo a firmadigital@mendoza.gov.ar informando las características del dispositivo criptográfico a utilizar. El Responsable de Soporte Técnico realizará la verificación del dispositivo informado el cual deberá cumplir con los requisitos tecnológicos exigidos en la Política Única de Certificación (apartado 6.1.1). En caso de que el dispositivo no cumpla con los requisitos exigidos, no se continuará con el trámite de solicitud, informando al solicitante de tal situación.
  • El día del turno la persona solicitante deberá presentarse personalmente, con su Documento Nacional de Identidad y el dispositivo criptográfico, ante la Autoridad de Registro en la cual sacó turno. (Oficina de Firma Digital: Peltier 351. 3er Piso. Cuerpo Central. Casa de Gobierno). Si la fecha del turno para obtener su Firma Digital excede los 20 días hábiles luego de haber completado el formulario, el mismo se rechazará automáticamente y deberá volver a cargar sus datos.
    El día del turno, una vez completado el proceso, el sistema enviará un correo electrónico a la dirección validada del titular, informando la emisión del certificado en el cual figuran dos datos importantes (Número de serie del certificado y PIN de revocación), por lo que es recomendable conservar ese correo electrónico.

Para obtener la Firma Digital por Hardware (token) se necesita:

• Incorporar la cadena de confianza de los certificados emitidos por AC-ONTI.
• DNI y tener número de CUIL o CUIT
• Dispositivo criptográfico (token) que cumpla con el estándar FIPS 140-2 nivel 2 o superior, que incluya todo el conjunto de “Software”, “Firmware” y “Hardware” y que soporte claves RSA de 2048 bits. Los mismos deberán estar homologados por NIST National Institute of Standards and Technology de acuerdo a lo establecido en la Política Única de Certificación de la AUTORIDAD CERTIFICANTE de la OFICINA NACIONAL DE TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN (AC ONTI).

RECUERDE: El trámite es personal y de modalidad presencial. Si durante la vigencia del plazo de validez de su certificado se produce alguna modificación en los datos incluidos en el mismo (nombre, apellido, CUIL o correo electrónico), usted deberá revocarlo y generar uno nuevo.
Realizar el trámite lleva 20 minutos. La tolerancia para cada turno otorgado será de 15 minutos.
Costo del trámite: Gratis

La Firma Digital Remota sin token posee:

Validez jurídica: permite firmar documentos electrónicos digitalmente con la misma validez jurídica que una firma de puño y letra. La firma se encuentra bajo control del firmante en todo momento.

Autenticidad e integridad del documento: permite identificar al autor fácilmente y verificar si ese documento fue alterado. Por lo cual se asegura la autoría e integridad del mismo.

Seguridad: garantizada por la criptografía asimétrica que asegura la autenticidad de la firma.

Múltiples usos: permite realizar trámites con entidades públicas y privadas, tales como relaciones impositivas, notificaciones judiciales, operaciones bancarias, contratos a distancia y documentos de comercio exterior. El firmador permite firmar digitalmente cualquier archivo en formato PDF.


Solicitar Certificado de Firma Digital Remota sin Token

  • Sacar un turno en la Autoridad de Registro del Gobierno de Mendoza. Por correo a firmadigital@mendoza.gov.ar o por teléfono al 4492158.
  • Acercarse ante la Autoridad de Registro en la que se sacó el turno con la documentación y los requisitos necesarios.
  • El Oficial de Registro solicitará la documentación, los datos biométricos, sacará una foto y guiará en el proceso.
  • Una vez finalizado el trámite, podrá firmar digitalmente a través de la Plataforma de Firma Digital Remota sin Token – PFDR

Para obtener la Firma Digital Remota sin token se necesita:
Poseer una cuenta de correo electrónico
Tener un teléfono inteligente con una aplicación instalada para generar el OTP (One Time Password). Esto permitirá generar contraseñas temporales que serán utilizadas como uno de los tres (3) mecanismos de autenticación.
DNI. En caso de ser extranjero: Documento Nacional de Identidad argentino.
Realizar el trámite lleva 30 minutos. La tolerancia para cada turno otorgado será de 15 minutos.
Costo del trámite: Gratis


Normas para firma Digital
Ley Nacional N° 25506
Ley Nacional Firma Digital
Ley Provincial Adhesión Firma Digital
Ley Provincial Utilización de firmas digitales en procedimientos administrativos
Amplía alcance de la Ley Nº 25506
Reglamentación Firma Digital
Resolución Nacional Captura, identificación y archivo de datos biométricos
Decisión Administrativa N° 927/2014 Firma Digital
Ayuda para su interpretación
Formulario de adhesión a la política única de certificación


Oficina Nacional de Tecnologías de la Información ONTI.

Firma Digital Remota por Hardware – token
AC-ONTI – Autoridad Certificante de la Oficina Nacional de Tecnologías de Información

Firma Digital Remota

AC-MODERNIZACIÓN – Plataforma de Firma Digital Remota


¿Qué es Firma Digital?

La firma digital es una herramienta tecnológica que permite garantizar la autoría e integridad de los documentos digitales, posibilitando que éstos gocen de las características que únicamente eran propias de los documentos en papel. Una firma digital es un conjunto de datos asociados a un mensaje digital que permite garantizar la identidad del firmante y la integridad del mensaje. La firma digital no implica asegurar la confidencialidad del mensaje; un documento firmado digitalmente puede ser visualizado por otras personas, al igual que cuando se firma holográficamente.

¿Cómo funciona?

La firma digital funciona utilizando complejos procedimientos matemáticos que relacionan el documento firmado con información propia del firmante, y permiten que terceras partes puedan reconocer la identidad del firmante y asegurarse de que los contenidos no han sido modificados. El firmante genera, mediante una función matemática, una huella digital del mensaje, la cual se cifra con la clave privada del firmante. El resultado es lo que se denomina firma digital, que se enviará adjunta al mensaje original. De esta manera el firmante adjuntará al documento una marca que es única para dicho documento y que sólo él es capaz de producir.

Clave privada y clave pública

En la elaboración de una firma digital y en su correspondiente verificación se utilizan complejos procedimientos matemáticos basados en criptografía asimétrica (también llamada criptografía de clave pública). En un sistema criptográfico asimétrico, cada usuario posee un par de claves propio. Estas dos claves, llamadas clave privada y clave pública, poseen la característica de que si bien están relacionadas entre sí, no es posible calcular la primera a partir de los datos de la segunda, ni tampoco a partir de los documentos cifrados con la clave privada. El sistema opera de tal modo que la información cifrada con una de las claves sólo puede ser descifrada con la otra. De este modo si un usuario cifra determinada información con su clave privada, cualquier persona que conozca su clave pública podrá descifrar la misma. En consecuencia, si es posible descifrar un mensaje utilizando la clave pública de una persona, entonces puede afirmarse que el mensaje lo generó esa persona utilizando su clave privada (probando su autoría).

¿Qué son los certificados digitales?

Los certificados digitales son pequeños documentos digitales que dan fe de la vinculación entre una clave pública y un individuo o entidad. De este modo, permiten verificar que una clave pública específica pertenece, efectivamente, a un individuo determinado. Los certificados ayudan a prevenir que alguien utilice una clave para hacerse pasar por otra persona. En algunos casos, puede ser necesario crear una cadena de certificados, cada uno certificando el previo, para que las partes involucradas confíen en la identidad en cuestión.

¿Qué contiene un certificado digital?

En su forma más simple, el certificado contiene una clave pública y un nombre. Habitualmente, también contiene una fecha de expiración, el nombre de la Autoridad Certificante que la emitió, un número de serie y alguna otra información. Pero lo más importante es que el certificado propiamente dicho está firmado digitalmente por el emisor del mismo. Su formato está definido por el estándar internacional ITU-T X.509. De esta forma, puede ser leído o escrito por cualquier aplicación que cumpla con el mencionado estándar.

¿Qué valor legal tiene la firma digital?

Para la legislación argentina los términos “Firma Digital” y “Firma Electrónica” no poseen el mismo significado. La diferencia radica en el valor probatorio atribuido a cada uno de ellos, dado que en el caso de la “Firma Digital” existe una presunción “iuris tantum” en su favor; esto significa que si un documento firmado digitalmente es verificado correctamente, se presume salvo prueba en contrario que proviene del suscriptor del certificado asociado y que no fue modificado. Por el contrario, en el caso de la firma electrónica, de ser desconocida por su titular, corresponde a quien la invoca acreditar su validez. Por otra parte, para reconocer que un documento ha sido firmado digitalmente se requiere que el certificado digital del firmante haya sido emitido por un certificador licenciado (o sea que cuente con la aprobación del Ente Licenciante ). Es por esto que, si bien entendemos que en los ambientes técnicos se emplea habitualmente el término Firma Digital para hacer referencia al instrumento tecnológico, independientemente de su relevancia jurídica, solicitamos a todos los proveedores de servicios de certificación, divulgadores de tecnología, consultores, etc. que empleen la denominación correcta según sea el caso a fin de no generar confusión respecto a las características de la firma en cuestión. La legislación argentina emplea el término “Firma Digital” en equivalencia al término “Firma Electrónica Avanzada” utilizado por la Comunidad Europea o “Firma Electrónica” utilizado en otros países como Brasil o Chile.