Cómo tenemos que actuar antes, durante y después de un aluvión en Mendoza

Los deslizamientos de tierra y aluviones son una amenaza latente en la provincia durante la temporada estival. Si bien la Dirección de Hidráulica lleva adelante el operativo de mantenimiento aluvional cada año, tenemos que ser responsables y atender las recomendaciones para saber qué hacer en caso de que se presente un fenómeno de esta naturaleza.

Mendoza está en alerta durante la temporada estival por el riesgo de aluviones y por eso es tan importante el trabajo de la Dirección de Hidráulica con la limpieza y el acondicionamiento de cauces, colectores y canales que evitan o minimizan el daño sobre las personas y sus bienes.

¿Pero por qué Mendoza está en riesgo aluvional? ¿Qué características tiene el terreno para hacerlo susceptible a sufrir este fenómeno y cómo tenemos que actuar cada uno de nosotros?

Primero tenemos que tener en cuenta que las regiones de la provincia caracterizadas por desniveles topográficos significativos, propios de las zonas pedemontanas (yungas) y mesetas son las más afectadas. La Precordillera y la Cordillera de los Andes son altamente susceptibles a este fenómeno.

Aluviones, una amenaza latente.

Los deslizamientos son ríos de barro, tierra, rocas, limo, arena u otros elementos saturados de agua. Arrastran árboles, rocas, viviendas, basura, escombros y vehículos, destruyendo todo a su paso. En los deslizamientos, el material puede ser rocoso o del suelo -sustrato fino o grueso-, con mayor o menor incremento en contenido de hielo y/o agua.

Es un fenómeno que se puede predecir dónde va a suceder pero no cuándo.

Cómo pueden ser los aluviones.

Se clasifican en flujos rápidos y lentos. Los rápidos se deslizan a una velocidad de metros por segundo. Se pueden originar en zonas con pendientes muy empinadas. Pueden suceder tras lluvias intensas y prolongadas, deshielos rápidos, por la poca firmeza del suelo y/o como resultado de terremotos o erupciones volcánicas.

El aluvión se produce cuando el agua se acumula rápidamente en el suelo, llegando en algunos casos a trasladarse a gran velocidad, arrastrando materiales por varios kilómetros desde su origen. Un aluvión puede aumentar de tamaño a medida que va arrastrando elementos en el camino. Por ello, su gravedad se rige por la velocidad, dimensión de arrastre y el impacto que ello genera en los núcleos poblacionales cercanos al foco del fenómeno.

Casi siempre, los deslizamientos son provocados por la acción del ser humano, además de por fenómenos naturales, como los mencionados anteriormente. Entre las principales causas por acción humana se destacan: la deforestación en laderas, cerros o montañas; formas inadecuadas de siembra en las montañas; excesiva construcción de viviendas o comunidades en las faldas de las montañas (urbanización sin planificar acorde a las características geográficas del lugar); cortes en faldas de las montañas para construir carreteras, caminos o viviendas.

Los efectos más importantes de los aluviones o deslizamientos de tierra son: rotura o agrietamiento del suelo, erosión intensa, sepultamiento de infraestructura, pérdida de vidas, derrumbes, represamiento y generación de embalses en cauces fluviales con desarrollo de eventuales avalanchas de lodo y rocas. Asimismo, pueden destruir construcciones, instalaciones eléctricas, de gas, agua y alcantarillado, entre otras.

La acumulación y arrastre de agua, pueden provocar inundaciones de distinta dimensión.

Entonces debemos detenernos y pensar antes de actuar para saber qué hacer antes que ocurra, durante el fenómeno y luego del aluvión.

Recomendaciones antes del aluvión

• Infórmese sobre las precauciones a seguir y los lugares seguros donde resguardarse, sobre los servicios de salud disponibles y los lugares o formas de suministro de alimentos y agua. En caso de tener que abandonar la zona por estar en riesgo, cierre la casa, pero antes corte la luz, el gas y el agua.

• Mantenga una reserva de los siguientes artículos: botiquín de primeros auxilios, medicinas de las personas que padezcan enfermedades crónicas, vestimenta adecuada, radio con pilas y repuestos, filtros para agua o similar, linternas, velas, vajilla descartable.

• Separe, guarde y tenga a mano los documentos de identidad de todos los integrantes del hogar y otros documentos de importancia como el título de propiedad, etc.

Si hay alerta declarada:

• Mantenga bien cerradas las puertas y ventanas y asegure los vidrios expuestos, que puedan romperse como consecuencia del impacto de los escombros.

• Corra y/o afirme muebles y otros objetos ubicados en zonas que pudieran quedar obstruidas por los escombros. Proteja especialmente los lugares de la casa en los que los miembros de la familia se sientan o duermen.

• Inspeccione y retire, de ser posible, todo objeto contundente que cuelgue o esté alto (como cuadros, electrodomésticos y otros).

• Identifique los venenos, solventes y cualquier material tóxico que esté en recipientes que puedan romperse y colóquelos en un área de almacenaje segura y bien ventilada, lejos de fuentes de agua y alimentos así como fuera del alcance de los niños.

Recomendaciones durante el aluvión.

HOGAR

Riesgo de derrumbe-sepultamiento:

• Salga inmediatamente de la vivienda si esta no es segura y si existe riesgo de derrumbe o sepultamiento.

• En caso de estar dentro de un edificio en riesgo de derrumbe, resguárdese bajo un mueble, como puede ser una mesa sólida.

• Si está dentro de la vivienda, es importante mantenerse alejado de ventanas o puertas (en especial si son de vidrio) así como de las aberturas en general (las que deberían estar bien cerradas para mitigar el impacto e ingreso del material de arrastre en la vivienda).

Objetos peligrosos y químicos:

• Evite el contacto con el agua del deslizamiento, la corriente puede arrastrar objetos peligrosos (punzantes o electrificados) así como elementos químicos que pueden hacer daño a la piel y a las mucosas (también existe el riesgo de entrar en contacto con alimañas).

Riesgo de electrocución:

Si piensa que alguien se electrocutó, siga los siguientes pasos:

1) No toque a la persona, ya que puede estar todavía en contacto con la fuente de electricidad (puede transmitirle corriente a quien la toque).

2) Llame o pida a alguien que llame a la emergencia médica.

3) Si puede y está seguro de no correr ningún riesgo, apague la fuente de electricidad. Tome distancia o retire la fuente tanto de usted mismo como de la persona afectada, valiéndose de un objeto no conductor hecho de cartón, plástico o madera.

Lugar de trabajo/ escuela

• Permanezca adentro, mantenga la calma y siga las indicaciones organizativas del personal autorizado.

• Protéjase bajo un mueble sólido como una mesa y aléjese de las aberturas como puertas o ventanas.

• Si por la inundación provocada por el aluvión tiene que abandonar el edificio, diríjase a zonas altas.

Vía pública.

• Aléjese de la trayectoria del derrumbe o aluvión.

• No cruce una correntada cuando sus rodillas son sobrepasadas por el agua, puede perder el equilibrio y ser arrastrado por ésta.

• Diríjase rápidamente al lugar alto más cercano, fuera de la trayectoria del aluvión.

• Si las rocas o escombros están acercándose, corra al lugar seguro más próximo, como un grupo de árboles o un edificio.

• Si escapar no es posible, póngase de cuclillas y protéjase la cabeza.

Riesgo de ahogamiento:

 • Manténgase bajo resguardo en zonas altas y distantes de la zona de riesgo.

• No se movilice a través de aguas en movimiento, manténgase a la mayor altura posible y sobre bases firmes, alejadas del foco del desastre

Al conducir

• Esté muy atento al conducir, respetando las indicaciones de agentes oficiales sobre el camino seguro a seguir y acerca de la manera en que debe ser recorrido.

• Preste especial atención al camino y sus costados, mantenga la calma, controle la velocidad y tenga precaución con los pisos humedecidos (por agua, barro o hielo) y con los objetos del arrastre (ramas, postes de luz, chapas, etc.) que puedan obstaculizar la ruta.

• No cruce con el vehículo grandes correntadas, busque lugares alternativos o espere a que disminuya el caudal de agua.

• No maneje en agua estancada.

• Si el auto se detiene o se atasca, abandónelo y resguárdese, movilizándose hacia la zona más alta.

• Si un cable de energía cae sobre el auto mientras maneja, quédese dentro del vehículo y siga manejando para alejarse del cable. Si el motor se para, no apague el auto girando la llave de encendido y apagado. Alerte a otras personas para que no toquen el auto ni el cable. Llame o pida a alguien que llame a la compañía eléctrica local y a los servicios de emergencia.

Alimentos y agua.

• No beba agua sin antes comprobar su potabilidad. El agua puede estar contaminada por el arrastre de barro y elementos químicos.

• No consuma alimentos frescos que hayan estado en contacto con el agua de arrastre.

• No utilice el agua de tanques de almacenamiento en los que haya ingresado barro y/o escombros.

Recomendaciones luego del aluvión

EL REGRESO A CASA SI TUVO QUE SER EVACUADO

• Inspeccione posibles riesgos en el hogar para prevenir accidentes de derrumbes, sepultamiento o electrocución.

• Busque asesoramiento del personal autorizado sobre el estado de la vivienda, en especial cuando existe un riesgo inminente de derrumbe (aunque es importante considerar que éste podría no ser notado a simple vista).

• Evite ingresar a la casa si ésta sufrió derrumbes o roturas en paredes y techos, debido al impacto (o si los techos están sobrepasados de escombros, con riesgo de colapsar).

• Asegúrese de que todos los equipos y aparatos eléctricos estén completamente secos y que no estén rotos, antes de ponerlos a funcionar.

 • No toque fuentes eléctricas si están en contacto con el agua o el barro.

• No toque los cables elevados del tendido eléctrico durante las tareas de limpieza

Higiene y desinfección del hogar

• Si el agua y el barro han entrado a su casa, seque y limpie lo más pronto posible y ventile.

• Si hay agua o barro afuera, evite que entre o vuelva a entrar a la casa.

• Cuando regrese a su casa, tenga en cuenta que el barro y el agua pueden estar contaminados.

Es conveniente tomar las siguientes medidas de precaución:

• Utilice botas y guantes de goma durante la limpieza del área afectada.

• Mantenga a los niños y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya realizado una limpieza completa.

• Retire y deseche artículos que no se puedan lavar y desinfectar (como colchones, alfombras, tapices, muebles tapizados, cosméticos, peluches, juguetes de bebés, almohadas, artículos esponjosos o de goma, libros, revestimientos de paredes y productos de papel).

• Retire y deseche paredes de cartón o yeso y materiales de aislamiento que se hayan contaminado con aguas residuales y de inundaciones.

 • Limpie pisos y paredes, muebles y otros objetos usando 1 taza de lavandina (del tamaño de un pocillo de café) cada 10 litros de agua (1 balde).

• Después de completar la limpieza, lávese las manos con jabón y agua segura.

• Deseche o lave (según corresponda) con agua caliente y detergente la ropa contaminada con agua o barro

Alimentos y agua

• No consuma alimentos frescos que hayan estado en contacto con el agua de arrastre.

• Deseche todo alimento bajo mínima sospecha de no hallarse en condiciones seguras, latas abolladas u oxidadas o cajas de cartón (de leche, salsa, jugos. etc.) hinchados.

• Almacene alimentos bien cerrados, en lugares secos, frescos y limpios, separados de productos químicos y fuentes de calor.

• Limpie y desinfecte las superficies que estén en contacto con los alimentos.

• En caso de no haber electricidad por más de 4 horas, evite alimentos perecederos, y en caso de requerirlo, mantenga la refrigeración con bloques de hielo dentro de la heladera (manipule estos bloques con guantes, para evitar quemaduras por el frío).

• Si el agua potable suministrada por la red (agua corriente) resultó afectada por la contaminación arrastrada por el aluvión, es posible convertirla en agua segura.

Limpieza fuera de la casa y techos

 • Luego de pasado el peligro inicial, en caso de haber escombros en los techos, que pueden hacer que la vivienda colapse, acuda a personal especializado para retirarlos.

 • No toque nunca un cable o tendido eléctrico derribado y comuníquese con la compañía de electricidad.