Estado de las rutas y del tiempo en Mendoza

Cerca de un millón de forestales al año produce la Provincia en sus viveros


La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial hizo un balance de su producción de forestales y acciones educativas vinculadas a la cultura del árbol. Sumando la actividad de los 5 viveros provinciales y del Banco de Germoplasma, en los últimos años se calcula haber alcanzado un millón de ejemplares producidos.

Desde hace unos años, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial viene implementado una campaña de reforestación que tiene el objetivo de promover la “cultura del árbol”. Se enmarca en la Ley Provincial 7874 de Arbolado Público, y pone en valor sus beneficios vinculados al ambiente y la calidad de vida de los mendocinos.

“Desde Ambiente gestionamos la política de forestación como una prioridad, tanto por el contexto de cambio climático como por nuestra tradición de adaptaciones para poder habitar el territorio árido. El árbol es esencial para nuestra vida y esto es un valor al que nos comprometimos desde el inicio de gestión: preservar y transmitir a través de educación ambiental, entre otras cosas. Desde hace unos años, todas las semanas venimos realizando plantaciones con alumnos de establecimientos escolares en distintos prados del Parque General San Martín. Un porcentaje de las gestiones de plantación tiene un fin adicional de educación ambiental, no solo a través de escuelas sino también mediante diversas organizaciones de la sociedad civil”, resumió el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.

Por su parte, Ricardo Mariotti, director de Parques y Paseos Públicos, detalló: “En los últimos 4 años, en el Parque General San Martín se plantaron aproximadamente 6.000 forestales, calculando un promedio anual aproximado de 1.500 ejemplares, cifra a la que hay que sumar 1.500 rosales”.

Desde la Dirección de Parques y Paseos Públicos, la producción de su vivero artesanal alcanza un promedio anual total y aproximado de 6.000 ejemplares de árboles, arbustos y plantas florales, lo que en los últimos 4 años arroja un cifra de 24.000.

Las principales especies arbóreas que produce el vivero del Parque son: casuarina (Casuarina cunninghamiana), acacias (Acacia visco, Leucaena leucocephala, Acacia stenophylla y Senna spectabilis), branquiquitos (Brachychiton populneus y Brachychiton discolor), álamo negro (Populus nigra, variedad itálica), lapacho rosado (Handroanthus impetiginosus), tronadora (Tecoma stans), fresnos (Fraxinus excelsior, Fraxinus pennsylvanica), algarrobo blanco (Prosopis alba) y sauce gatillo (Vitex agnus castus), entre otros.

“Entre todos los tipos de forestales que producimos de forma artesanal, hay que destacar que hemos obtenido un hijuelo de la única Sequoia sempervirens que existe en el Parque, la cual que ya tiene dos años”, explicó el ingeniero agrónomo a cargo de la forestación del Parque, Guillermo Anzorena.

Otra área de la Secretaría de Ambiente con injerencia en el cultivo y plantaciones de arbolado público es la Dirección de Recursos Naturales Renovables, la cual está a cargo de 4 viveros provinciales, gestionados por técnicos especialistas en materia forestal. En el último año, los viveros produjeron aproximadamente 100.000 estacas de álamos y 20.000 ejemplares de distintas especies, como acacias, fresnos americanos, fresnos europeos, catalpas y algarrobos, entre otras.

De las estacas de álamos, unas 50.000 fueron entregados a municipios y el resto fueron plantadas en diversos espacios públicos.

Los viveros provinciales cumplen una imprescindible función ambiental, como:

  • Producir plantas para arbolado urbano y periurbano adaptadas al clima y al suelo local, con posibilidad de extender la producción para reforestar bosques nativos.
  • Controlar las especies, cantidad y calidad de las plantas producidas.
  • Garantizar el abastecimiento de árboles a los municipios, independientemente de los viveros comerciales.
  • Generar capacitación en producción de plantas y mantenimiento de arbolado urbano.
  • Donar árboles a organizaciones civiles.
  • Canjear árboles con otros viveros.

Efectuando un inventario forestal de los 4 viveros de la Dirección de Recursos Naturales, el vivero de Perdriel, este año lleva producido un total de 5.800 ejemplares a raíz desnuda. Entre ellos: 80 arabias y de acacia visco (500 almácigos), celtis (130 almácigos), catalpa (610 almácigos), ciprés (60 almácigos), fresno americano (2.025 almácigos), fresno europeo (2.310 almágigos), sófora (25 almácidos), pinus (60 almácigos). Este año, el vivero de General Alvear tiene listas para entregar 3.000 plantas –en maceta y raíz desnuda–, y el vivero Notti, ubicado en Godoy Cruz, unas 2.800 plantas en maceta, también para su entrega en 2023. Por su parte, el vivero de Recursos Naturales en Malargüe produce en promedio 100.000 estacas al año.

Banco de Germoplasma

Además, la Dirección de Recursos Naturales Renovables, desde 2021, cuenta con el Banco de Germoplasma, que viene produciendo ensayos de producción de semillas con la finalidad de preservar la genética de la flora nativa. Actualmente se están produciendo 6 semillas de especies autóctonas. Esto permite que las próximas generaciones puedan seguir preservando y elaborando forestales nativos dentro de las Áreas Naturales Protegidas. Cabe destacar que Mendoza cuenta con el único Banco de Germoplasma.

El Banco de Germoplasma actualmente está efectuando un ensayo experimental de producción de plantas leñosas nativas. Entre ellos 1.500 algarrobos dulces (Neltuma flexuosa), 500 algarrobos patagónicos (Neltuma denudans), y 3.000 jarillas: 1.000 ensayos de Larrea divaricata, 1.000 de Larrea cuneifolia y 1000 de Larrea nítida. También, otros 1.000 de retama (Bulnesia retama).

Arbolado en el Área Metropolitana de Mendoza

Otra gestión decisiva para la preservación y el manejo del arbolado público urbano es encarada por Unicipio, el organismo gubernamental especializado en políticas públicas del Área Metropolitana de Mendoza. Este organismo de la Secretaría de Ambiente efectuó un Censo Digital único e inédito en el país, con un Plan de Gestión Integral del Arbolado Público de los 7 departamentos que conforman Unicipio.

Recordemos que desde Unicipio se puso en marcha el Proyecto de Recuperación y Refuncionalización del Arbolado Urbano para el Área Metropolitana de Mendoza, que contó con financiamiento del BID a través del Programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI II). En las próximas semanas se hará la presentación oficial con los datos reales arrojados por este estudio, que permitirá tanto a los municipios como a los ciudadanos tener en tiempo real la situación de todos los forestales del Área Metropolitana de Mendoza.

GALERÍA