Estado de las rutas y el tiempo en Mendoza

Chalo Tulián en el Fader, una muestra imperdible


Quedó inaugurada la muestra que rinde tributo a uno de los artistas plásticos más destacados que habitó nuestra provincia, Chalo Tulián. Podrá disfrutarse con entrada libre y gratuita en el Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú-Casa de Fader.

En la inauguración de la muestra, la ministra de Cultura y Turismo, Nora Vicario, destacó: “Mendoza tiene el honor de rendir homenaje a un grande que adoptó este suelo para desarrollar su obra. Poner en valor su legado es imprescindible para sus contemporáneos y también para las nuevas generaciones”.

La muestra Chalo Tulián, Inédito presenta 16 esculturas de mediano y gran formato del emblemático escultor sanjuanino, radicado en  Mendoza. Todas realizadas en metal soldado y que cuentan con una impecable factura, característica constante en la obra del maestro.

La exposición rescata 13 esculturas que permanecen inéditas hasta la fecha. Algunas terminadas de ensamblar por su equipo, luego de fallecido el artista, a partir de bocetos y planos que dejó proyectados. Este grupo de obras fueron montadas en el interior del museo e incluye una serie de 6 tótems, dos obras de grandes dimensiones y cinco más de mediano formato. Todas se caracterizan por tener formas geométricas abstractas puristas, a veces orgánicas y otras, con terminaciones filosas y puntiagudas de gran dramatismo.

En la explanada exterior del ingreso, frente a la casona, se exhibe un grupo de tres esculturas de gran formato de obras no inéditas. Entre ellas, una de sus serpientes geométricas, propias de su última producción.

La muestra cuenta con la producción y curaduría de Estela Labiano, artista y esposa de Chalo Tulián y texto de la artista plástica Susana Dragotta. Estará habilitada hasta el 1 de octubre, de 10 a 18, en el museo ubicado en San Martín 3651, Mayor Drummond, Luján de Cuyo.

Chalo Tulián (1947-2016)

Nació en la Ciudad de San Juan en 1947. Se radicó en Mendoza en 1970. Estudió Artes Visuales en la UNCuyo. Junto a su esposa viajó a México en 1981, donde se radicó hasta 1987, año en que regresó a la Argentina. Allí, se desempeñó en docencia en la Universidad Iberoamericana de México, Universidad Autónoma de Puebla y en el Instituto de Artes Visuales de Puebla. Fue donde comenzó a trabajar con la escultura en yeso, madera y fundición.

Se desempeñó como Profesor Titular en la UNCuyo. Participó de Simposios Internacionales en Argentina, Bolivia, Italia y Canadá. Realizó exposiciones individuales y colectivas en Canadá, México, Bolivia, Chile y Argentina.

Algunas de sus obras pertenecen al patrimonio de los Museos Eduardo Sívori y Palais de Glace, de Buenos Aires y a otros museos del interior del país.

A través de su trabajo llegó a ser uno de los escultores más reconocidos de nuestro país.