26 de setiembre, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Concluyeron las tareas de reparación en el canal de alivio de Álvarez Condarco


Los trabajos fueron supervisados por la Dirección de Hidráulica y consistieron en la obturación de las vías de infiltración de agua y en la reparación, limpieza y sellado de las juntas de dilatación. Son tareas sumamente necesarias para garantizar el óptimo mantenimiento y funcionamiento de la central hidroeléctrica.

La reparación del canal de alivio de la Central Hidroeléctrica Álvarez Condarco concluyó exitosamente este lunes. La labor implicó una inversión de $18.150.000 y estuvo a cargo del ente concesionario Consorcio de Empresas Mendocinas para Potrerillos SA (CEMPPSA). La Dirección de Hidráulica se encargó de supervisar los trabajos en conjunto con la inspección Fase 2 de Potrerillos.

Durante 18 días se llevaron adelante distintos trabajos en la obturación de las vías de infiltración de agua. También se hicieron tareas de reparación, limpieza y sellado de juntas de dilatación para garantizar el óptimo mantenimiento y funcionamiento de la central hidroeléctrica.

Luego se procedió al arranque de la Central Hidroeléctrica Álvarez Condarco, que implicó la normalización de la consigna requerida por el Departamento General de Irrigación (15 metros cúbicos por segundo).

Para realizar esta maniobra, se enviaron 13 m3/s más por el canal de aducción a Condarco. Una vez que este flujo llegó al río, mediante la restitución de la Central Hidroeléctrica, se cerraron las compuertas de desvío al río desde la central de Cacheuta, cesando la erogación actual de 15 m3/s por el río Mendoza en el tramo comprendido entre ambas centrales.

Mantenimiento técnico

Se colocaron inyecciones de consolidación del sustrato para obturar las vías de infiltración de agua debajo de las losas.

También se instalaron pasadores en losas de fondo, transversales (conectados a losas de taludes laterales) y longitudinales con vaina deslizante (vinculados a losas de fondo contiguas en las juntas de dilatación), para aumentar la resistencia a la subpresión de las losas.

Además, se repararon, limpiaron y sellaron juntas de dilatación con mortero cementicio flexible, para impermeabilizar las juntas evitando el ingreso de agua durante erogaciones y así mantener la capacidad de deformación frente a gradientes térmicos.

Este material genera una gran adherencia al hormigón existente y tiene una excelente resistencia a la abrasión, por lo que su vida útil será mayor respecto de otras soluciones adoptadas con anterioridad.

¿Qué es el canal de alivio?

El canal de alivio de la Central Hidroeléctrica Álvarez Condarco sirve para evacuar los caudales hacia el río Mendoza cuando debe salir de servicio la central. Los caudales erogados van de los 15 metros cúbicos por segundo a los 70 m3/s.

Este canal debe salvar un importante salto de 65,26 metros de altura -entre la cámara de carga de la central y el salto de esquí de restitución al río-, en una longitud de 285 metros, por lo que a lo largo de su perfil longitudinal presenta pendientes de hasta 58 por ciento (30° de inclinación).

Debido a lo anterior, las velocidades que desarrolla el agua dentro del canal corresponden a un flujo supercrítico y pueden alcanzar valores desde 19,3 m/s (70 km/h) hasta un máximo 32,4 m/s (117 km/h), dependiendo del caudal erogado.

Estas velocidades generan el desgaste del material de las juntas, incluso el arrancamiento, generando la infiltración de agua por debajo de las losas y socavando el material de apoyo.

Por esta razón, las tareas de mantenimiento son prioritarias y frecuentes. Sin embargo, los tiempos disponibles para realizarlas son acotados, puesto que, por razones de seguridad, estas tareas solo pueden ser ejecutadas con la Central Hidroeléctrica Álvarez Condarco fuera de servicio y la interrupción de la generación conlleva inconvenientes en el sistema eléctrico.