Estado de las rutas y del tiempo en Mendoza

Consejos para prevenir incendios forestales


Defensa Civil también brinda cuidados ante la posible llegada del viento Zonda al llano.

Para evitar incendios en campos incultos, el Ministerio de Seguridad brinda medidas de prevención para concientizar a la población.

Las altas temperaturas como la falta de lluvia, la mano humana, la sequía y el viento Zonda son algunos de los factores que pueden ocasionar este tipo de siniestros.

Entre las recomendaciones, los especialistas aconsejan no hacer fogatas o asados en lugares no aptos o habilitados. En zonas que lo permiten, rodear de piedras el fuego para evitar que se extienda y siempre apagar bien las brasas con arena, tierra y/o agua.

Otros de los cuidados es no utilizar fuego como un elemento de limpieza. Esa actividad es muy riesgosa y está inhabilitada por la Ley 6099.

Por otro lado, hay que evitar arrojar colillas o fósforos encendidos en rutas y/o campos y no se deben abandonar botellas u otros vidrios en zonas rurales, ya que con la presencia del sol pueden funcionar como lupa e iniciar fuego.

Cuidados ante el viento Zonda

Defensa Civil alertó la probabilidad de viento Zonda en el llano del Sur provincial.

Ante esto, se aconseja seguir las siguientes medidas:  

– Hidratarse permanentemente, sobre todo niños y adultos mayores.

– Tener a mano la medicación en caso de sufrir asma o cualquier otra enfermedad bronquial o pulmonar.

– Cerrar la casa lo más herméticamente posible para evitar la entrada del aire seco y caliente del exterior. Tapar con trapos húmedos todas las pequeñas aberturas, como marcos de puertas y ventanas.

– En casos extremos, aumentar artificialmente la humedad del interior de la casa mediante rociado o regado del piso o paredes.

– Tratar de reducir al mínimo la permanencia en el exterior, evitando exponerse a la radiación solar por mucho tiempo. Suele ser aconsejable tomar duchas de agua fresca.

– Evitar la inhalación del polvo suspendido en el aire que arrastra el viento y protegerse los ojos. No tocar objetos metálicos, ya que se pueden producir descargas eléctricas.

– Ser precavido en lugares descubiertos. Por momentos, las fuertes ráfagas del viento Zonda pueden arrancar chapas, tejas u otros objetos de los techos y ser arrojados con fuerza a grandes distancias.

– Mantenerse alejado de los árboles grandes y frondosos de madera frágil. La fuerza del viento puede quebrar ramas y arrojarlas sobre las personas.

– No estacionar el automóvil bajo árboles.

– Al conducir extremar la precaución.

– Ser precavido con el manejo de materiales inflamables y elementos que pueden provocar chispas o fuego. Asegurarse de apagar completamente la colilla del cigarrillo antes de arrojarla.