Miércoles 24 de julio: suspensión de clases en Malargüe

Descubrí los beneficios del yoga integral en el Parque General San Martín


Desde hace 19 años, la Subsecretaría de Deportes ofrece clases de yoga a través del programa Deporte Abierto. Con la guía de la profesora Graciela Parra, esta práctica milenaria se adapta a la actualidad para ofrecer bienestar físico, emocional, intelectual y espiritual.

Desde hace casi dos décadas, el Parque General San Martín se convierte en un espacio de armonía y bienestar gracias a las clases de yoga integral que ofrece la Subsecretaría de Deportes dentro del programa Deporte Abierto. La profesora Graciela Parra, instructora del programa, se encarga de guiar a los participantes en esta práctica que combina métodos tradicionales específicos de yoga para el desarrollo integral del ser humano.

El yoga integral que se enseña en estas clases tiene como objetivo el desarrollo armonioso de todos los aspectos del individuo: el cuerpo físico, la parte emocional, la intelectual y la espiritual. Según explica Graciela Parra, “nosotros lo que hacemos es un yoga integral, terapéutico y psicofísico, sin ahondar en el bhakti yoga. Es una adaptación del yoga tradicional a la actualidad”.

Este enfoque holístico del yoga busca crear conciencia y armonizar los diferentes niveles de la experiencia humana. A través de una síntesis de varios estilos de yoga, se utilizan asanas (posturas), ejercicios de respiración (pranayama) y prácticas de saneamiento (kriyas) para lograr una profunda relajación, meditación e introspección. Esto no solo fortalece y purifica el cuerpo, sino que también alinea la mente y el espíritu, creando un espacio unificado de bienestar.

Entre los múltiples beneficios del yoga integral, destacan la liberación de tensiones, la mejora en la alineación corporal, la coordinación muscular, y una respiración más eficiente. Además, los practicantes reportan una mejor calidad de presencia tanto para sí mismos como para los demás, lo que se traduce en una vida más feliz y saludable.

Las clases se realizan los martes, jueves y sábados, a las 15, en la intersección de Avenida Las Tipas y El Rosedal del Parque General San Martín. La participación es gratuita, y todos aquellos interesados pueden sumarse para experimentar los beneficios de esta práctica milenaria adaptada a las necesidades de la vida actual.