20 de junio, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Economía y la UNCuyo presentaron investigación de mercado sobre productos desecados y deshidratados mendocinos


Junto a productores y cámaras frutícolas se analizaron variables del macro y microentorno que influyen en su consumo y comercialización y se propusieron estrategias para potenciar su desarrollo.

Integrantes de la Subsecretaria de Industria y Comercio y representantes de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo firmaron un convenio para desarrollar un estudio de mercado sobre productos desecados y deshidratados de Mendoza.

La presentación virtual del informe contó con la presencia de entidades vinculadas al agro: Sociedad Rural del Valle de Uco, Cooperativas de Productores Primarios de Frutas y Hortalizas, Unión Frutihortícola, Federación Agraria Argentina, Asociación de Frutos Secos, Clúster Ciruela Industria y el Instituto de Desarrollo Rural (IDR). Además de los directores de Cooperativas y Agricultura, Daniel Dimartino y Valentina Navarro respectivamente.

“Como metodología para la investigación, relevamos un muestreo a través de una encuesta, que se realizó en diciembre de 2020, con la finalidad de conocer el comportamiento de consumo de los mendocinos mayores de 14 años en relación a este tipo de productos”, explicó Andrés Eluani de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo.

Del informe se desprende que “el 87% de los mendocinos son consumidores habituales (mínimo 1 vez al mes) de productos desecados y deshidratados. Y estos adquieren en promedio 3,7 tipos de productos (ciruelas, damascos, duraznos desecados, aromáticas, frutos secos, etc.).

Al enumerar las causas para consumir estos productos, el estudio detalló que “son naturales, saludables, que brindan energía. También, que pueden consumirlos aquellas personas que tienen una alimentación vegetariana y además porque son productos gourmet y por su excelente sabor”.

Como conclusión de la investigación se sugirieron estrategias para generar valor en los productos desecados y deshidratados, como la integración de los productores en cooperativas, la Indicación Geográfica Mendoza (IGM),  la certificación de normas de calidad y trazabilidad, la generación de campañas de difusión resaltando los atributos de los productos y la ampliación de los puntos de ventas, tanto físicos como virtuales.

Al respecto, Daniel Dimartino, director de Cooperativas, explicó: “Desde hace más de un año trabajamos en fortalecer los grupos asociativos frutihortícolas, que requieren de apoyo para consolidarse y desarrollar nuevos productos o mejorar los actuales. Queremos que las asociaciones primarias puedan agregar valor a su producción. Nuestra intención es generar cooperativas de segundo grado que nucleen a los productores para que logren escalas en sus productos y puedan responder a la demanda local, provincial y nacional”, remarcó el funcionario.

GALERÍA