07 de diciembre, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

El dique Papagayos, uno de los principales escudos del sistema de defensa del piedemonte y del Gran Mendoza


Su función es almacenar agua y liberarla de manera controlada. Tiene una estructura triangular de piedra mampuesta, con una altura de 19,5 metros en promedio. Hidráulica advierte sobre la necesidad de cuidar la limpieza de los cauces para evitar crecidas con las tormentas de verano.

El dique Papagayos es un sistema de retención que se ubica en la formación Mogotes y en el punto de concentración de la cuenca del mismo nombre de 57 km2.

La presa consiste en una estructura triangular de piedra mampuesta de una altura de 19,5 metros en promedio, sobre el cauce principal. El vaso tiene una capacidad de retención de 0,8 hm3. La longitud de coronamiento es de 200 metros.

Como sistema primario de evacuación y laminación de crecidas, cuenta con dos torretas con cuatro orificios por nivel y ocho niveles de orificios y una capacidad de evacuación de 35 m3 /s.

Su importancia en la defensa aluvional del Gran Mendoza

A raíz de la rotura de la presa Frías, en enero de 1970, y como la estructura data de la misma época, con posterioridad se realizaron trabajos de mejoramiento: el recrecimiento del coronamiento en un metro como barandas de protección vehicular de la Ruta Provincial 99 del circuito Papagayos, la prolongación de los canales de evacuación de las torretas para evitar los fenómenos de erosión regresiva a la salida de la restitución, como consecuencia de la disipación de energía y la construcción de un aliviadero de seguridad para evitar el sobrepaso.

El sistema de torretas es similar al del dique Maure, con dos abocinamientos inferiores para los primeros niveles y orificios protegidos por rejas verticales para el resto. El orificio superior se encuentra protegido por una rejilla para evitar accidentes, debido a que el lugar es muy frecuentemente visitado como sitio de esparcimiento los fines de semana y feriados.

Los canales de evacuación cuentan con cuencos amortiguadores para disminuir la elevada pendiente del cauce aguas abajo, y evitan que la erosión regresiva pueda afectar la estabilidad de la presa.

La capacidad del vaso es limitada (0,8 Hm3). Dado que la formación Mogotes es apta para la extracción de áridos, es conveniente que se propicie de manera controlada y sustentable la extracción de áridos y embanque de los vasos, especialmente de Papagayos, para aumentar de manera sencilla la capacidad de almacenamiento y laminación de las crecidas.

A fin de complementar la capacidad de regulación y aumentar levemente la seguridad hidrológica, el dique Papagayos cuenta con un aliviadero formado por un vertedero sobre la margen derecha del vaso e independiente del cuerpo de la presa. Se trata de un aliviadero en la margen derecha, por detrás del cerro que constituye su estribo, de estructura de hormigón armado y 25 metros de ancho por tres de altura, en sección rectangular de hormigón armado.

La actividad humana alcanzó la localización del dique rodeando la zona del aliviadero, donde los asentamientos no permitidos utilizan al canal del vertedero del aliviadero como camino de circulación para el acceso a las viviendas.

Esto implica un peligro latente para sus moradores, en caso de que la acumulación del agua alcance cotas suficientes como para que el aliviadero se ponga en funcionamiento.

Tomar conciencia

La basura arrojada de manera intencional en el cauce, que pasa por los barrios Olivares, Flores, Santa Rita, San Martín y Cano, impide el escurrimiento del agua de lluvia y genera importantes inconvenientes.

Los canales y acequias que forman parte de la red aluvional del Gran Mendoza pierden su objetivo de drenaje cuando comienzan a disminuir su capacidad de conducir el agua de las tormentas, al ser obstruidos por los residuos sólidos urbanos que se arrojan en su interior. Por esta razón, es imprescindible seguir las recomendaciones de la Dirección de Hidráulica para evitar crecidas durante la temporada estival:

– No afectar cauces, colectores, cunetas u otras obras hidráulicas.
– Mantener cauces limpios de basuras y escombros.
– Mantener distancia de los cauces ante la proximidad de las tormentas.
– Acampar lejos de cauces y zonas de seguridad de presas, como vertederos o zonas bajas propensas a inundaciones.