20 de junio, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

El IDR hizo un diagnóstico sobre el uso de buenas prácticas agrícolas en la horticultura mendocina


El informe sentó una base que permitirá poner en marcha un programa de acompañamiento para facilitar la implementación de esta norma. El organismo, dependiente de la cartera económica provincial, visitó a 800 productores locales.  

El Ministerio de Economía y Energía, a través de la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería, elaboró un diagnóstico para conocer el nivel de conocimiento e implementación de las denominadas Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en la horticultura mendocina.  

El informe, que estuvo a cargo del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), permitirá a las autoridades de la cartera económica provincial partir de una base para la puesta en marcha de un programa de acompañamiento y concientización que allane el camino para la implementación de esta norma.  

Al relevamiento de campo, puesto en marcha para la estimación de superficie cultivada con las distintas especies hortícolas de la provincia, se incorporó un cuestionario base con preguntas relacionadas a las BPA. De esta manera, se logró obtener un panorama de la realidad actual en cuanto al manejo cultural de las parcelas hortícolas.  

Consultadas las autoridades de la institución sobre los objetivos que se persiguen con este informe, comentaron: “Una vez cuantificadas las acciones relacionadas con las BPA, se buscará establecer los pasos a seguir para impulsar una campaña de concientización, difusión y acompañamiento a productores”.  

Sobre la metodología de trabajo implementada para acceder a los datos, el informe resalta que se visitaron 800 productores distribuidos en toda la provincia, elegidos al azar a partir del registro de productores de hortalizas de verano con el que cuenta el IDR. Esta base de datos se actualiza todos los años como parte de la operatoria de campo para la estimación de superficie cultivada con hortalizas en Mendoza.     

Según detalla el informe, en base al diagnóstico, aún hay un largo camino por recorrer para la implementación de estas prácticas en la actividad agrícola provincial y no solo se requerirá de la buena voluntad de los productores, quienes deben interpretarlas y convencerse sobre la importancia y la necesidad de ponerlas en práctica.  

“En general, la mayoría de los productores está de acuerdo con implementar las BPA pero con ciertas adaptaciones de la norma a su realidad, como también con el acompañamiento y la facilitación de mecanismos del estado, a través de los organismos que las regulan, para que realmente sea posible su implementación”, resalta el diagnóstico elaborado por la institución.  

Valentina Navarro Canafoglia, directora provincial de Agricultura, comentó: “Este diagnóstico es un aporte muy importante al trabajo que se viene realizando desde nuestra dirección, en conjunto con otras instituciones gubernamentales, para avanzar de manera concreta en acciones que permitan facilitar la implementación de las BPA en las distintas superficies cultivadas de la provincia”.

“Para alcanzar los objetivos planteados en el marco de esta norma, se debe poner en marcha un trabajo de concientización, capacitación y acompañamiento constante de nuestros productores, muy fuerte. Siempre de la mano de aquellos productores que ya vienen trabajando bajo estas normas de calidad quienes pueden compartir sus experiencias y conocimientos a grupos de productores que aún desconocen los beneficios de implementar las prácticas”, explicó.

Sobre las BPA  

Las Buenas Prácticas Agrícolas son un conjunto de acciones orientadas a la sostenibilidad ambiental, económica y social de los procesos productivos agropecuarios. Su implementación garantiza la calidad e inocuidad de los alimentos y de los productos no alimenticios.  

Calidad es sinónimo de inocuidad y cuando se trata de alimentos que de la producción van directamente a la mesa, como es el caso de las frutas y hortalizas, es imprescindible promover acciones tendientes a contribuir con la seguridad alimentaria y nutricional.  

Las BPA mejoran la eficiencia productiva, reducen costos y aseguran la trazabilidad de los productos. Esta última herramienta es fundamental para impulsar el fortalecimiento, desarrollo y crecimiento del sector.  

Informes  

Los interesados en conocer en detalle los resultados del diagnóstico deben ingresar aquí