16 de setiembre, 21.40 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

El recambio del techo de la Escuela Pedro Nolasco Ortiz está al 90%


Está previsto que la obra se termine a fines de setiembre. Son 750 metros cuadrados de cubierta y cielorrasos nuevos, que tenían falencias estructurales y filtraciones. Se está haciendo además la reparación integral del sistema eléctrico, con cableado incluido. Inversión de $16 millones.

El recambio completo del techo de la Escuela 1-200 Pedro Nolasco Ortiz, de Guaymallén, muestra un avance actual de 90 por ciento. La Subsecretaría de Infraestructura Escolar tiene previsto concluir la obra a fines de setiembre, con el objetivo de que la comunidad educativa vuelva a ocupar la totalidad de las instalaciones.

La vieja cubierta tenía inconvenientes estructurales y padecía de serias filtraciones cada vez que llovía. Estos trabajos vienen a dar una respuesta definitiva a este contratiempo y a mejorar la calidad educativa de los más de 600 alumnos que alberga el establecimiento ubicado en la esquina de San Juan y San Pedro del distrito Los Corralitos.

Por estos días, la firma encargada de las tareas, Dampal SA, realiza la instalación completa y reparación integral del nuevo sistema eléctrico de todo el edificio, con cableado incluido.

Además, la contratista ya concretó el remplazo de 750 metros cuadrados de la cubierta existente por otra nueva, con el correspondiente cielorraso de placas de yeso suspendido. Las tareas abarcan los techos de seis aulas, grupos sanitarios, cocina, sala de informática y SUM.

Estos arreglos se realizan bajo la modalidad de coeficiente de impacto zonal, con el objetivo de mejorar el estado estructural que mostraba actualmente el techo de la escuela guaymallina.

La nueva cubierta de techo está compuesta por paneles de chapa de zinc con aislante inyectado y cabriadas metálicas, entre otros elementos. Esto, con el objetivo de que sea una estructura más liviana y al mismo tiempo garantice seguridad.

En tanto, la contratista también terminó de instalar parte de la nueva cubierta en el SUM y todas las placas de cielorraso suspendido de yeso, entre otras intervenciones.

Por el tiempo que se extendieron los trabajos en el techo de la Escuela Nolasco Ortiz, la Subsecretaría de Infraestructura Escolar y la Dirección General de Escuelas resolvieron que la comunidad educativa trabajara con la modalidad de clases virtuales.

Sucede que las obras en el inmueble requerían que no hubiese alumnos ni docentes presentes, dado que no había cubierta y había que evitar riesgos de posibles accidentes.

Más de 400 reparaciones en escuelas durante todo 2021

Además de la obra en la Escuela Nolasco Ortiz, la Subsecretaría de Infraestructura Escolar continúa con la reparación de más de 400 establecimientos de toda la provincia, con el fin de mejorar sus condiciones civiles de cara a lo que resta del ciclo lectivo 2021, más allá de la modalidad de dictado que clases que se implemente en los inmuebles educativos a raíz de la pandemia de COVID-19.

Los trabajos se están haciendo a través de coeficientes de impacto zonales e individuales. Está previsto que los trabajos se extiendan todo 2021 y cuentan con una inversión total de más de $350 millones, financiados con fondos íntegramente provinciales.

Estas intervenciones se realizan en edificios que presentan inconvenientes como filtraciones de techos, sistemas eléctricos, instalaciones cloacales y conexiones sanitarias, entre otros.

Otros $1.100 millones en más de 750 escuelas

Además de los 400 establecimientos que viene interviniendo en lo que va de 2021, Infraestructura Escolar iniciará en el transcurso de setiembre los arreglos de más de 750 escuelas de toda la provincia, con el objetivo de mejorar sus condiciones estructurales de cara a lo que queda del ciclo lectivo 2021 y durante todo 2022.

Las obras se realizarán a través de coeficientes de impacto zonales que tendrán una inversión oficial total que alcanza los $1.100 millones, que serán financiados íntegramente con fondos provinciales. Se trata de 38 coeficientes de impacto zonales que fueron licitados públicamente en agosto. Contarán con una inversión promedio de casi $30 millones y abarcarán establecimientos de todas las regiones de la provincia.