27 de noviembre, 21.50 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

El Servicio Penitenciario cuenta con una nueva camada de agentes y oficiales


Se trata de 30 agentes y 16 oficiales pertenecientes al Cuerpo de Seguridad que a partir de hoy, comenzarán a trabajar en las cárceles de toda provincia.

El director del Servicio Penitenciario de Mendoza, Eduardo Orellana, recibió a una nueva camada de penitenciarios que ya se encuentran en condiciones de incorporarse al escalafón de Seguridad de la fuerza, para comenzar a cumplir funciones en complejos y unidades penales.

Durante la bienvenida, Orellana expresó que “Las cárceles de todo el mundo no pueden elegir a quienes ingresan en calidad de detenidos, pero si pueden hacerlo con quienes deben encargarse de su cuidado y proceso de resociabilización, para ello es que han sido seleccionados y capacitados. No es un trabajo fácil el que tenemos ya que somos una parte importante en el mejoramiento de la seguridad social en su conjunto”.  

Esta nueva incorporación corresponde a quienes, previo a la pandemia, cursaron y aprobaron las distintas capacitaciones propuestas por los institutos de formación con los que cuenta el Ministerio de Seguridad para la preparación del personal ingresante.

En este sentido es importante destacar que en el caso de los oficiales, ingresarán con la jerarquía de subadjutores luego de obtener el título de Técnico en Seguridad Penitenciaria, la cual consta de dos años de cursado y se encuentra además avalado por la Universidad Nacional de Cuyo, dentro de las carreras ofrecidas por el Instituto Universitario de Seguridad Pública.

El objetivo es que quienes se gradúen, adquieran a lo largo del cursado, herramientas técnicas, jurídicas y humanísticas, necesarias para poder desempeñar las tareas de mando dentro de las cárceles.

Para ello, es que a diferencia de lo que ocurría años anteriores, la tecnicatura estuvo abierta tanto para hombres, como para mujeres que no pertenecían al Servicio Penitenciario, sino también para civiles que no ostentaban conocimientos, ni experiencia.

Según las autoridades “lo que se busca con esto, es que haya personas ajenas a la institución que puedan graduarse y que aporten otro tipo de visiones, tomando la carrera penitenciaria como una profesión que necesita ser desarrollada diariamente con actitud, compromiso y responsabilidad”.

Ingreso de agentes

Durante la jornada, se les dio destino además, a un grupo de agentes quienes habían aprobado el curso de aspirantes dictado por el Instituto de Formación Penitenciaria en 2019.

Estos, pertenecen a un grupo de 120 aspirantes entre hombres y mujeres, que durante 8 meses se capacitaron en dos grandes campos, uno apuntado a la parte teórico-práctica y otro, dedicado exclusivamente a las prácticas profesionales, con trabajos in situ en cada una de la divisiones que los comprenden, a los complejos y unidades penales de la provincia.

Actualmente, el curso de aspirantes, está dividido en tres bimestres. El primero abocado al campo general, con materias como Compresión de texto y Etica moral, un segundo bimestre, relacionado exclusivamente al marco jurídico del Servicio Penitenciario, en donde se dictan asignaturas como Derecho Constitucional, Derecho Procesal Penal, Derechos Humanos y el estudio del Régimen de Ejecución Penal.

Finalmente, un bimestre dedicado a que los aspirantes trabajen en técnicas y procedimientos de Seguridad penitenciaria, como defensa personal, primeros auxilios, requisas, traslado de internos y el uso responsable del armamento.

Una vez finalizada esta primera parte, se pasa a las prácticas profesionales que también tienen un tiempo de duración de aproximadamente dos meses, para que les permita rotar y cumplir estadía en los distintos complejos y unidades.