16 de setiembre, 21.40 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

En Uspallata, Thomas participó en el Cruce por la Educación Argentina


Fue este miércoles, en la Escuela Combate de Potrerillos, en el marco de una iniciativa a cargo de cinco cordobeses que se proponen elevar el valor fundamental de la educación en la comunidad.

El director general de Escuelas, José Thomas, estuvo este miércoles en la Escuela 1-129 Combate de Potrerillos, de Uspallata, para participar en el Cruce por la Educación Argentina. Se trata de una acción social que llevan adelante cinco amigos ciclistas oriundos de Córdoba que tiene como propósito elevar el valor fundamental de la educación en la comunidad.

El Cruce, en esta ocasión, viene recorriendo escuelas desde la frontera de nuestro país con Chile hasta Buenos Aires, con el fin de incentivar a los chicos hacia el estudio, el esfuerzo, el proponerse metas y cumplir sus sueños. 

El método implementado consiste en interactuar con alumnos de Nivel Primario y, desde este año, también con estudiantes de Nivel Secundario, para preguntarles “¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?” y “¿Qué Argentina soñás si fueras presidente?”, con la creación, de esa manera, de una actividad de simple realización, compartida con docentes y familias. 

“Es una experiencia por demás interesante, sobre todo para la escuela lo que significa volver a la escritura, a la carta, esa que sale de un lugar y que llega al tiempo a otro. Ha sido muy gratificante y los chicos han valorado mucho a este grupo de gente grande que llega en bicicleta, trae cartas de Córdoba y se lleva otras tantas a San Juan. Esto se dio casualmente justo hoy, en el Día Internacional de la Alfabetización”, comentó Thomas.

Por su parte, Juan José Vargas, integrante de Cruce por la Educación Argentina, explicó: “Somos un grupo de amigos que desde hace 10 años comenzamos a salir hacia las escuelas para preguntarles a los chicos qué quieren ser cuando sean grandes, una pregunta que nos pareció muy simple. Incluso, al comienzo, parecía hasta poco útil lo que hacíamos, pero, a medida que fue pasando el tiempo, psicopedagogos, pedagogos y docentes comenzaron a entender que esto era funcional a una actividad que, desde lo lúdico, como lo hacemos nosotros, o desde la docencia, se llega a un punto donde el chico puede soñar o imaginar algo que no en todas las familias se les pregunta”.

Los chicos envían sus cartas digitales o papel y son visitados por los cinco amigos en sus escuelas o puntos de encuentro para buscar sus testimonios y sueños convertidos en cartas, las cuales son trasladadas en bicicleta a un lugar emblemático con el fin de demostrar que, con esfuerzo, es posible cumplir los objetivos.

El director general de Escuelas agregó: “Me sorprendió la ansiedad y la felicidad de los chicos al esperar la carta, lo cual habla de que tenemos que volver a las raíces y a hacer muchas de estas cosas,y a la escuela, luego de la pandemia, le viene más que bien”.

“Con esta pregunta hicimos cinco viajes durante cinco años, recorrimos 8.600 kilómetros, recibimos 131.000 cartas de chicos, viajamos por nueve provincia y cinco países, y este es el sexto cruce realizado que nos lleva a unir la Cordillera de los Andes con Buenos Aires, es decir, el primer cruce argentino por todas las escuelas del país”, concluyó Vargas.