Turnos vespertino y nocturno: este miércoles 6 de julio se suspenden las clases por zonda

Finalizó la relocalización de 135 familias afectadas por la obra de la doble vía Mendoza-San Juan


El traslado se llevó adelante en dos etapas. La correspondiente a la zona urbana se realizó a principio de 2021, en tanto que hoy se completa con las familias ubicadas en la parte más rural del proyecto.

Mientras la obra de ampliación de la ruta que va desde el Aeropuerto Internacional El Plumerillo al límite con la provincia de San Juan continúa en ejecución, la reubicación de los vecinos que se alojaban en los terrenos afectados llegó a su fin.

Es que hoy el Gobierno de Mendoza, a través del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), entregó 60 viviendas del barrio destinado a relocalizar al resto de las familias afectadas.

En 2017, el IPV, junto al Municipio de Las Heras y a Vialidad Nacional y Provincial, realizaron el relevamiento de los vecinos y se los dividió en dos grupos según las características que compartían. En aquel momento se avanzó en la compra de dos terrenos: uno para dar respuesta a 75 familias de la zona urbana y un segundo terreno para 60 familias con características rurales.

A principio de 2021, se concretó la primera etapa de este proceso y se entregaron 75 viviendas localizadas en el distrito El Borbollón, Las Heras.

En esta oportunidad es el turno de las 60 familias restantes. El barrio que las albergará está ubicado en el distrito El Pastal, también de Las Heras. Tras su traslado a las nuevas viviendas, se demolerán las casas que ocupaban, para dar lugar a que continúe la obra vial.

La entrega del barrio contó con la presencia del ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgró, y la titular del IPV, María Marta Ontanilla.

“Este es un barrio icónico por dos motivos: porque su razón de ser es que la Provincia dé su aporte para que se pueda realizar la obra de doble vía sobre la Ruta 40 que conecta Mendoza con San Juan, y que ya lleva 18% de avance. Y, por otro lado, por la particularidad del barrio que respeta las características rurales de los vecinos, que en sus anteriores viviendas realizaban tareas agrícolas. Por eso la superficie de cada terreno es de 1.000 m2, para que puedan continuar con estas actividades”, destacó el ministro Isgró en su recorrido por el barrio.

Respecto de la cantidad de viviendas entregadas, mencionó: “Con esta entrega estamos completando más de 2.000 viviendas terminadas durante la gestión del Gobernador Suárez, de las cuales 370 pertenecen al departamento de Las Heras. En este departamento también tenemos otras 200 en ejecución, junto con 110 mejoramientos que ya hemos iniciado”, enumeró Isgro.

Por su parte, la titular del IPV también se expresó sobre esta obra, que fue declarada de interés provincial. “Con esta entrega finalizamos la totalidad de viviendas que teníamos comprometidas, para que pueda avanzar la obra de la ruta con normalidad. Estas familias estaban ubicadas en el último tramo del proyecto y, al tener características rurales, tratamos de que las nuevas viviendas también las tengan, eso se puede ver en los tamaños de los terrenos. El barrio se armó teniendo en cuenta las características de la población destinataria. Y este es el resultado final de este proceso que lleva varios años en ejecución”, detalló María Marta Ontanilla.

Los detalles de las viviendas

Las unidades entregadas se desarrollan en una planta y su distribución interna cuenta con ingreso por estar-comedor, cocina con lavadero integrado y salida a patio. A través del pasillo de circulación se accede a dormitorios y baño.

Con una superficie cubierta de 54,72 m2, 21 de las viviendas tienen dos dormitorios, 38 casas de tres dormitorios de 70,30 m2 y una vivienda adaptada con superficie de 76,38 m2.  

La construcción es de tipo tradicional con fundaciones conformada por platea. La mampostería portante es con ladrillones y estructura de hormigón armado. La estructura de techo está conformada por panel de chapa inyectada con poliuretano de 6 cm de espesor tipo Friolatina. En tanto que los tabiques divisorios internos son de placa de roca de yeso.

En cuanto a las terminaciones, las unidades cuentan con muros exteriores revocados y texturados; el baño, cocina y lavadero cuentan con revestimiento cerámico en muro y, la totalidad de la vivienda posee pisos y zócalos cerámicos.

Es importante destacar además que la obra de construcción de las viviendas, que demandó una inversión de más de $119 millones, incluyó obras de urbanización, infraestructura y complementarias, como reservorio de aguas pluviales y perforación de agua y equipamiento de bombeo.