Miércoles 24 de julio: suspensión de clases en Malargüe

Inauguran obras eléctricas que beneficiarán a 2.000 pymes e industrias productivas y a 180.000 usuarios del Gran Mendoza


Con una inversión de más de $11.000 millones y tecnología de última generación, las obras proporcionarán mayor seguridad y potencia al sistema eléctrico y facilitarán el desarrollo de nuevos emprendimientos económicos.

El Gobernador, Alfredo Cornejo, junto con la ministra de Energía y Ambiente, Jimena Latorre; el gerente general de Edemsa, Ariel Palumbo, y la titular del EPRE, Andrea Molina, inauguraron la primera Estación Transformadora digital de la provincia y su vinculación con la Línea Cruz de Piedra-Villa Nueva. Estas obras, que tuvieron una inversión de más de $11.000 millones y están ubicadas en Coquimbito, Maipú, mejorarán la calidad del servicio eléctrico en la zona industrial del carril Rodríguez Peña y del Gran Mendoza.

En otras palabras, las nuevas instalaciones potenciará la calidad y seguridad del suministro a 2.000 pymes e industrias productivas y a 180.000 usuarios residenciales del Área Metropolitana. Además, aportarán beneficios significativos al permitir satisfacer la demanda energética, actual y futura, para el crecimiento de nuevos emprendimientos.

Durante el acto, el Gobernador Cornejo remarcó que el Gobierno provincial junto al sector privado que posee las concesiones (zonas Este, Sur, Valle Uco y Gran Mendoza), tiene previsto realizar más inauguraciones de este tipo. “Ya hemos hecho una en Rivadavia y ahora esta, que es sumamente relevante, porque queremos mostrarle a la ciudadanía la inversión que está haciendo el sistema eléctrico para mejorar su servicio y todo el proceso virtuoso que estamos desarrollando en forma conjunta”.

Además, el mandatario provincial señaló: “Queremos seguir con inauguraciones de infraestructura con financiamiento privado que redunden en beneficios del sector”. Explicó el impacto que tiene esta obra y lo calificó de “muy fuerte” en la seguridad de la provisión del servicio, al recordar los cortes que sufrió la provincia en enero, “que fueron pocos, pero fueron y no los queremos”.

Según explicó Cornejo, con esta línea se va a proveer y beneficiar a 2.000 pequeñas y medianas empresas, “que son a quienes queremos proteger en esta instancia de los cambios económicos”. Comentó también que se cubre una zona relevante de departamentos que ahora podrán ofrecer servicios eléctricos, “cosas que antes no podían hacer, por más que se daban algunas factibilidades sin tener esas aprobaciones”.

A esto, Cornejo sumó que esta inversión no solo está mejorando la seguridad sino ampliando el servicio específicamente: “Ese proceso virtuoso del que les hablo es un proceso donde, con audiencias públicas, hemos venido estableciendo, tanto con Edeste como con la Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz y Edemsa, un trabajo conjunto”.

Sobre estos conceptos, Cornejo agregó: “Reconocemos los temas tarifarios en la parte que compromete a la Provincia, pero exigimos a cambio las inversiones adecuadas para poder sostener el servicio, mejorarlo y ampliarlo, por lo que vamos a seguir en esta misma dirección”.

Por su parte, Palumbo explicó: “Estamos inaugurando dos obras que se potencian y que trabajan en forma complementaria” y remarcó que se trata de “la estación transformadora y una línea con cable de alta temperatura que le integra a todo el sistema del Área Metropolitana”. Comentó que el resultado ha sido el esperado y sostuvo: “Eestamos muy orgullosos del esfuerzo realizado, ya que hoy contamos con la primera estación transformadora digital de la provincia y una de las pocas del país”.

El gerente general de Edemsa, por su parte, explicó que se trata de una estación que “está totalmente telecomandada y cuenta con un sistema de seguridad con estándares altos y con una línea diseñada para trabajar con temperaturas extremas que mejora la confiabilidad y la capacidad del sistema de distribución de todo el Gran Mendoza”. Es más, afirmó que “desde Edemsa estamos muy satisfechos con este logro” y se comprometió a seguir trabajando en esta dirección, “apuntando al desarrollo tecnológico y la innovación, que nos permita aportar nuestro granito de arena al crecimiento y desarrollo de nuestra querida provincia”.

A la vez, la ministra Latorre agregó que mejorar el servicio eléctrico en la zona industrial, permitirá que más empresas se instalen en la región. “La estación transformadora es la primera telecomandada de la provincia, lo que permite anticiparse a cortes y cambios en la fuente de energía, en caso de emergencia”, dijo, y señaló que “esto reduce la dependencia de centrales térmicas y evita cortes de servicio”.

Según la funcionaria, esta obra es de fundamental importancia para las empresas que deseen radicarse en la zona, y es de vital importancia “porque sabemos que sin eso no hay posibilidad de desarrollo industrial ninguno”. Es más, dijo que se busca que las alteraciones y cortes sean los menos posibles y “que la robustez del sistema se corresponda con las tarifas que se pagan”.

Asimismo, Latorre destacó el rol fiscalizador del Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) al señalar que “ambas obras se encuentran en los planes de inversiones eléctricas que deben presentar anualmente las distribuidoras ante este organismo, quien realiza las inspecciones sobre el proceso de construcción. Con esto se verifica no solo su ejecución sino también que mantengan la relación adecuada con la calidad de servicio que están obligadas a prestar y la demanda en general que fundamentalmente deben satisfacer”.

Tomando las palabras de Cornejo, la ministra de Energía y Ambiente comentó: “Aquí la inversión en infraestructura eléctrica asegura tarifas adecuadas y un sistema eficiente, en comparación con otras provincias donde se recomienda a las industrias tener grupos electrógenos como respaldo debido a la falta de seguridad en el sistema eléctrico”.

La única estación transformadora digital telecomandada

La Estación Transformadora Rodríguez Peña es la primera y única digital telecomandada de la provincia. Este avance es crucial, ya que no solo mejora los tiempos de reposición del servicio, la capacidad de transporte y soporta altas temperaturas en las épocas de mayor consumo, sino que además incrementa la confiabilidad del sistema en general”.

La línea de alta tensión disminuye considerablemente la dependencia eléctrica de la Central Térmica Luján de Cuyo ante eventuales fallas en la generación, al brindar nuevas alternativas de suministro y distribución.