Turnos vespertino y nocturno: este miércoles 6 de julio se suspenden las clases por zonda

Irrigación donó más de 7.000 kilos de papel en desuso


La acción permitirá generar útiles escolares y otros materiales sustentables. Se efectuará junto al programa Junín, Punto Limpio.

El superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, y el intendente de Junín, Héctor Ruiz, firmaron dos convenios que ratifican las políticas de sustentabilidad y eficiencia en la gestión del recurso hídrico que el organismo del agua lleva adelante desde hace cinco años.

Entre ambas instituciones se acordó la entrega de 7.560 kilos de papel en desuso que desde hace algunos años se viene archivando en Irrigación, al programa Junín, Punto Limpio y a la planta de recolección, reciclaje y elaboración de productos sustentables que tiene ese departamento del Este provincial. Son papeles que, por el tiempo transcurrido carecen de uso legal, comercial y económico, y que ahora fueron destruidos para ser entregados reducidos a tiras y poder ser reciclados y convertidos en útiles escolares. La acción de reducción se realizó en CORPA Cía. Recuperadora de Papeles, en el parque Industrial de Las Heras.

Por otro lado, Marinelli y Ruiz firmaron también un convenio colaborativo a partir del cual el Municipio confeccionará compuertas de plástico triturado para su futura utilización en canales e hijuelas de la provincia. Irrigación, en tanto, aportará investigación para su funcionalidad y además será quien verifique los prototipos.

Acompañaron a los funcionarios en la reunión la diputada provincial Sandra Astudillo; la jefa de Gabinete de Irrigación, Marité Badui; el consejero del río Atuel y presidente del Tribunal Administrativo de Irrigación, Gustavo Villegas, el jefe de Despacho del organismo, Agustín Speridione, y el encargado de la planta de reciclaje de Junín, Daniel Azcurra.

El programa Junín, Punto Limpio funciona desde principios de 2012 y consiste en la recolección diferenciada de residuos plásticos y su reutilización mediante productos de uso cotidiano elaborados en la planta de tratamiento de residuos plásticos de la Municipalidad. 

El programa ha tenido impacto en la zona por ser Mendoza un territorio desértico, que se irriga a través de cauces de riego en la mayoría de los casos, con grandes taponamientos ocasionados por las botellas. También se retiran los envases plásticos de la vía pública.

GALERÍA