28 de noviembre, 20.40 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Irrigación impermeabiliza la Hijuela Butron de San Martín con losas premoldeadas


El Departamento General de Irrigación, a través de la Inspección de Cauce Rama Montecaseros, trabaja en la realización de losas de hormigón prearmado. A modo de experiencia piloto, ya se revistieron con esta técnica, 18 metros de la Hijuela “Toma Butron”, en el distrito ciudad de San Martín. La experiencia es parte de una de las medidas que lleva adelante el DGI ante el 4to año consecutivo de emergencia hídrica, con el objetivo de emprender métodos que resuelven con rapidez y de menor costo, la pérdida de agua por infiltración en los canales.

La iniciativa de la Inspección Montecaseros, que riega 9 mil hectáreas bajo cultivo y tiene bajo su jurisdicción aproximadamente 1.800 usuarios, forma parte de los objetivos fijados en el Plan Agua 2020 de Irrigación, de mantenimiento y modernización de la red hídrica.

“Quisimos ampliar las posibilidades de realización de obras, no limitándolas exclusivamente al período de corta, sino durante todo el año. Se suma a este beneficio, la reducción de costos, que permite ajustar la inversión en obras hídricas”, destacó Javier Parisi, Gerente Técnico de la Inspección Montecaseros.

Estructuras prearmadas

Las estructuras prearmada son realizadas, en el terreno de la Inspección de Cauce. Las losas que se manufacturan allí, poseen un espesar de aproximadamente 6 centímetros. Las mismas se aplican especialmente en cauces de la red terciaria y cuaternaria, donde hay menor velocidad del agua y volumen. El stock de losas que actualmente posee la Inspección, es de 60 metros lineales de canal.

“Prácticamente todo nuestro sistema primario en la Rama Montecaseros, se encuentra revestido, por eso se pensó en avanzar en la red terciaria y cuaternaria. Lo hemos comentado a los regantes en asambleas y nos han dado una grata respuesta a la iniciativa. En esta primera experiencia piloto, ha funcionado muy bien la obra. Nuestra intención es continuar con una planificación anual de mejoras hídricas, algo muy factible al manejar nosotros los tiempos, personal propio y materiales”, destacaba Parisi.

Por su parte el superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez, destacó: “Debemos reconocer el desierto y esto implica un cambio de conciencia ciudadana y una búsqueda permanente de alternativas con el objetivo de realizar un uso más eficiente del agua. Este tipo de obras nos permiten aprovechar al máximo el recurso hídrico del que disponemos. Estando en emergencia hídrica por cuarto año consecutivo, es fundamental asegurarnos de hacer un uso eficiente del agua, evitando que se pierda a lo largo de la red hídrica”.

“Desde que asumimos trabajamos en la búsqueda y estudio de este tipo de obras, que nos permiten seguir invirtiendo en la eficiencia hídrica que a través de métodos de revestimiento menos costosos que el tradicional. Además estas alternativas cuentan también con el beneficio de que podemos realizar este tipo de impermeabilizaciones durante todo el año y que no nos limitan sólo al periodo de corta anual de agua”, concluyó Álvarez.