22 de setiembre, 21.25 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

La Biblioteca San Martín vuelve a recibir público


La emblemática institución de la Alameda se prepara para volver a recibir a investigadores y amantes de la lectura.

Desde el jueves 10, de 9 a 14 y de lunes a viernes se podrá acceder a todos los servicios de la Biblioteca Pública más importante de la provincia. Para retomar las actividades con público se deberá cumplir con un estricto protocolo sanitario, que tiene como objetivo cuidar al personal de la institución; a los socios y socias/a y al público en general.

Desde el próximo jueves, se podrán devolver los libros que los socios tienen en su poder y también se podrán reservar y retirar libros, habiendo solicitado turno, previamente. La consulta de diarios y revistas, también se podrán realizar, con solicitud de turno mediante.

Desde noviembre, la institución cuenta con su propio sitio web, desde donde se gestionarán los turnos a los diferentes servicios; se podrá realizar la gestión para hacerse socio y también consultar el catálogo de libros y su existencia.

La previa

El miércoles 9, desde las 20:30 y con entrada gratuita, se realizará, en la explanada de la Biblioteca, una actividad pensada para quienes disfrutan de las letras.

Habrá un homenaje a Susana Tampieri, recordando su vida y sus obras; se desarrollará una radio en vivo y un Jam de poesía y, como broche de oro, una suelta de libros.

Soñada por el Libertador de América

La Biblioteca Pública General San Martín nació gracias al impulso cultural que vivió nuestro país en 1820. Entre los hombres que participaron de esta gestación, se destacó la figura del General José de San Martín, junto a otros militares de la Independencia y algunos ciudadanos enrolados en las filas del rivadavismo (Presidencia de B. Rivadavia 1826-1827). Todos ellos eran partidarios del pensamiento ilustrado.

En este contexto ideológico, surgió la necesidad de crear la Sociedad Biblioteca Mendocina. Su reglamento (sancionado el 11 de marzo de 1822) plasmó el deseo de crear una biblioteca popular que difundiera “conocimientos útiles”. Se nombró al primer secretario del organismo, Agustín Delgado y, el 9 de julio de 1822, la Biblioteca Mendocina abrió sus puertas a la comunidad.

Actualmente, es la única Biblioteca Pública de carácter provincial y funciona bajo el ámbito del Ministerio de Cultura y Turismo del Gobierno de Mendoza, como una institución democrática destinada a brindar, con eficiencia y sin ningún tipo de discriminación, toda la información existente.