16 de enero, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

La propuesta de Hacienda que rechazó el radicalismo


En el Salón Rojo de la Legislatura, ayer, pasadas las 18.30, se reunieron los senadores radicales y justicialistas, junto con el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, quien fue acompañado por el subsecretario de Hacienda, Mario Granado, y el director general de Rentas, Rodolfo Quiroga.

Luego de dos horas de intercambio, se supo que la alternativa que plantearon los funcionarios de Hacienda no fue aceptada por los senadores radicales, para despejar el camino a la sanción de las leyes Impositiva y de Presupuesto 2011.

La propuesta

Según explicó Cerroni, consiste en incluir en la ley de Presupuesto 2011 una “cláusula gatillo”. Esta medida permite establecer que el ingreso de fondos por encima de la recaudación prevista tenga fines específicos, como puede ser pago de deuda y atender las paritarias, entre otros.

El ministro señaló: “A pesar de que nosotros hicimos esta propuesta alternativa, todavía no han aceptado, pero lo positivo es que seguimos teniendo diálogo”, y agregó: “Lamentablemente tenemos a la provincia aún sin ley impositiva y sin presupuesto”.

Cerroni calificó de “muy exagerado” lo que sostienen los senadores radicales, en el sentido de que la recaudación 2011 será 50% mayor que la prevista en el presupuesto. Por eso explicó: “Si se diera lo que ellos están planteando, les propusimos ‘atar’ esos ingresos a un destino específico, dejando una cláusula gatillo en el presupuesto, para paliar el déficit, para el pago de la deuda o bien para los aumentos salariales acordados por paritarias”. De esta forma, aclaró, “los legisladores podrán controlar ese gasto, y que se dinero no sea para gastos que no sean realmente necesarios”.

Salas de cuatro años, complicadas

Cerroni expresó que “para designar los nuevos maestros para salas de cuatro años, debemos crear cargos, y esos cargos se crean por ley, es decir que tenemos un impedimento legal en este sentido si no tenemos presupuesto 2011”.

El ministro defendió la propuesta diciendo que es “muy riesgoso” incrementar la previsión de ingresos ya que, si no se diera, la Provincia “tendrá graves problemas, con un déficit mucho más grande, y si a mitad de año esa recaudación no se ha dado, será muy tarde para buscar un financiamiento”.

Sobre la demora en la sanción del presupuesto, señaló Cerroni: “Hemos reimplantado por decreto el Presupuesto 2010, porque así lo marca la Constitución, para que la Provincia pueda seguir funcionando, pero la pauta del año pasado es muy inferior a la de 2011”. Por este motivo, explicó que “indudablemente algunas áreas pueden llegar a verse resentidas”. Puso como ejemplo el subsidio para el transporte, que en el presupuesto 2010 fue de 70 millones y en el proyecto de este año alcanza los 203 millones”. Esta situación, afirmó el ministro, obligará a “hacer una serie de modificaciones presupuestarias para poder cubrir esa diferencia, y aunque no sea la intención del gobierno, es posible que otras áreas se resientan”.