08 de mayo, 21 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Laboratorio de Vivienda: forestarán los barrios con árboles de bajo requerimiento hídrico


A través del Laboratorio Provincial de Vivienda, se firmaron convenios para lograr emprendimientos habitacionales más sustentables. La Universidad de Mendoza se suma a la Comisión de Expertos que trabaja en la investigación de soluciones eficientes e innovadoras en la construcción de viviendas en Mendoza.

En el marco del Laboratorio Provincial de la Vivienda, se firmaron esta mañana dos convenios de colaboración tendientes a que la política habitacional en Mendoza cumpla con promover la sostenibilidad social y ambiental. Formaron parte el Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública, el Instituto Provincial de la Vivienda, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial y la Universidad de Mendoza.

Las firmas se realizaron en el Salón de Acuerdos del 7° piso de la Casa de Gobierno y asistieron el ministro Mario Isgro; el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, y el rector Eduardo Luna. Acompañaron la rúbrica la presidenta del IPV, María Marta Ontanilla; el subsecretario de Obras Públicas, Jorge Simoni, y el director de Recursos Renovables, Sebastián Melchor.

Ambos acuerdos están enmarcados en las acciones que se realizan desde el Laboratorio de Vivienda, que busca investigar, promover y prever soluciones eficientes e innovadoras en la construcción de viviendas sociales en Mendoza.

Barrios con árboles de bajo requerimiento hídrico

El compromiso de colaboración suscripto con la Secretaría de Ambiente establece que conjuntamente con el IPV se entregarán forestales de bajo requerimiento hídrico a los nuevos adjudicatarios de viviendas entregadas por este organismo.

El objetivo de esta acción es concientizar a la población en el cuidado de los recursos naturales, utilizando especies de árboles, en algunos casos autóctonos, que no necesitan un gran consumo de agua y poseen una mejor adaptación al suelo mendocino.

“Valoramos trabajar en un equipo transversal y con trazabilidad de conceptos. Todo el aporte paisajístico y de provisión de forestales en los barrios del IPV lo vamos a hacer junto a la Secretaría de Ambiente. Es importante, al habitar una casa, que cada familia frente a su vivienda tenga un árbol ya creciendo. El follaje es un complemento para tener menos emanación de calor y cuidar, en definitiva, el ambiente”, señaló Isgro.

Esta iniciativa ya tuvo un primer avance a fines de marzo, con la entrega de 20 ejemplares de acacias a los vecinos del barrio Kilómetro 11, en Guaymallén, durante la inauguración de los nuevos hogares.

Asimismo, mediante este convenio, el Laboratorio de Vivienda y el IPV se comprometen a incorporar en el diseño y desarrollo de nuevos proyectos de viviendas variables relacionadas con el cuidado de la flora y fauna autóctona de nuestra provincia. También, a tener en cuenta los requerimientos técnicos relacionados con la construcción de nichos y acequias adecuadas en las obras de mejoramiento urbano.

“En esta nueva mirada que tiene el IPV e Infraestructura en el desarrollo de ciudades sustentables es que abordamos un cambio de paradigma en la forma de implantar y proteger el arbolado público. Aplaudo la planificación que se va a hacer para decidir entre las partes qué especies plantar, cómo hacerlo y de qué forma garantizar el riego”, agregó el secretario de Ambiente, Mingorance.

Colaboración académica

En la misma ocasión, el ministro Isgro, junto al rector de la Universidad de Mendoza, Eduardo Luna, suscribieron un acuerdo de colaboración entre esta casa de altos estudios y el laboratorio, dependiente del Ministerio de Planificación. Mediante el convenio, las partes trabajaran en el diseño de viviendas y obras de hábitat incorporando criterios de sustentabilidad y eficiencia energética.

“Hemos suscripto un convenio donde se compromete el ejercicio intelectual de profesores y alumnos para proyectos de urbanismo y vivienda social que a partir de ahora establezca el Gobierno. Fue un paso muy importante después de 60 años de vida intelectual en Mendoza. Es un reconocimiento a la labor desarrollada con tanta eficacia durante tanto tiempo”, indicó el rector Eduardo Luna.

El plan de trabajo acordado establece que la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mendoza brindará asesoramiento académico, científico y técnico para el desarrollo sustentable del hábitat. Esto, atendiendo al uso racional de la energía, la eficiencia energética y el aprovechamiento de las energías renovables en la proyección y construcción de viviendas sociales.

“Es muy valioso el intercambio de conocimientos y valores que puede aportar el sector académico y de la ciencia en el laboratorio. Desde el primer día de gestión, se creó un espacio para que todas las partes proyecten y planifiquen situaciones urbanas, sociales y de arquitectura relacionadas a las viviendas y las obras públicas”, aportó Isgro. 

A fines del año pasado se firmó el mismo convenio, pero con la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Cuyo.

GALERÍA