Estado de las rutas y el tiempo en Mendoza

Los sabores mendocinos se siguen destacando en el mundo


La gastronomía de Mendoza ha crecido gracias al trabajo conjunto entre el sector público y el privado. Esto se ve reflejado en el reconocimiento que nuestros sabores reciben en diversos concursos y festivales. Esta vez, vinagres varietales locales ganaron en el concurso internacional Vinavin.

El VII concurso Internacional Vinavin dio a conocer recientemente los ganadores seleccionados entre 88 muestras de diversos países. Entre ellos, España, con vinagres enmarcados dentro de las tres denominaciones de origen -Condado de Huelva, Xérez y Montilla-Moriles-, así como otros procedentes de Hungría, Italia, Francia, Colombia y de Mendoza.

El jurado estuvo conformado por prestigiosos profesionales de los sectores agroalimentario, gastronómico, y por miembros de asociaciones profesionales de cata, investigadores de universidades, representantes de los consejos reguladores de vinagres, así como periodistas especializados y destacados chefs.

Alquería, de Mendoza, es la marca de vinagres varietales de la Familia Inchaurraga que logró tres distinciones, entre ellas Vinavin Gran Oro, con su vinagre de cabernet sauvignon macerado con estragón.

Esto constituye un logro muy importante para la empresa familiar que, desde 1990, comenzó con la elaboración de este producto y posiciona su marca como pionera en el segmento gourmet. También obtuvo dos medallas Vinavin Plata, con su versión torrontés y cabernet sauvignon.

Acerca de vinagres Alquería

El fundador de esta empresa es Carlos Inchaurraga, quien estuvo vinculado a la industria alimenticia de vinagres hasta que inició el proyecto de su propia bodega de vinagres, en 1990. La incorporación de sus hijos a la empresa da inicio a Balio SA, palabra de origen euskadi que significa valor.

Alquería hoy es dirigida por sus hijos, Natalia y Alfonso Inchaurraga. Ellos están a cargo de la dirección general y técnica respectivamente. Su objetivo es que los vinagres varietales sean reconocidos como un producto con bondades extraordinarias. Sus propiedades realzan y equilibran aromas y sabores. Es un producto natural, saludable y muy versátil para la gastronomía. Con sus vinagres han logrado estar en los mejores restaurantes y ser uno de los productos favoritos de chefs reconocidos.

“Nuestro anhelo es lograr que el vinagre varietal sea reconocido como parte de la economía regional, ya que es fruto de la industria vitivinícola, y un ingrediente esencial y mágico dentro de la gastronomía tradicional y de vanguardia”, comenta Natalia.

“Estoy convencida de que este noble producto tiene todo el potencial para ser descubierto por el mercado, tiene mucho para dar y explorar”, agrega la empresaria.

Vinavin es una asociación española que cuenta con casi 50 socios, entre los que están representados enólogos, empresas productoras de vino y de vinagre, bodegas de elaboración y crianza. Entre los objetivos de la asociación están promover y difundir la calidad de los vinos y vinagres, facilitar y fomentar el conocimiento de este producto agroalimentario y fomentar la colaboración entre productores.