Jueves 23 de mayo: suspensión de clases presenciales en La Carrera, Santa Clara y Gualtallary

Más de 120 personas fueron parte de la tercera edición del Seminario Internacional de Cerezas Tempranas


Dirigido a productores, empacadores, comercializadores y profesionales interesados en la producción y tecnificación de esta actividad, el encuentro se llevó a cabo en el espacio de Innovación de la UNCuyo en el Mendoza TIC Parque Tecnológico.

El Ministerio de Producción, a través de la Dirección de Agricultura, el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), la Cámara Argentina de Productores de Cereza Integrados (CAPCI), el Fondo de Integración para el Desarrollo de la Cereza de Mendoza (FIDEC), Cámara de Cerezas de Mendoza y el Consejo Federal de Inversiones (CFI), reunió a más de 120 personas en la tercera edición del Seminario Internacional de Cerezas Tempranas.

Con la participación de productores, inversionistas, empacadores, comercializadores y profesionales interesados en la producción y tecnificación de esta actividad, oriundos de distintos puntos de Mendoza, Argentina, Chile y Colombia, el encuentro se llevó a cabo, en las instalaciones del Espacio de Innovación de la UNCuyo en el Mendoza TIC Parque Tecnológico de Godoy Cruz bajo un clima de suma camaradería, colaboración mutua e intercambio de conocimientos y experiencias.

Los presentes realizaron un recorrido por diferentes stands de promoción de productos y servicios dirigidos al sector productivo local y trabajaron durante dos jornadas que concluyeron en actividades realizadas en campo en Luján de Cuyo, donde los proveedores de tecnología capacitaron sobre sistemas de instalación de cobertores, riego y reguladores de suelo, entre otros.

En el marco del encuentro, Alfredo Draque, director de Agricultura de la provincia, señaló: “Para el Ministerio y la provincia, este evento es estratégico, ya que creemos firmemente en que los productores pueden encontrar oportunidades de inversión sumamente atractivas para diversificar sus cultivos y hacer crecer la industria de la cereza. Esta fruta, que en algún momento fue fundamental para la provincia, ha experimentado una disminución en su importancia, pero hoy, tenemos oportunidades inigualables para aumentar tanto nuestra producción como nuestra calidad”.

“En un contexto mundial que demanda cada vez más productos de calidad y Premium, Mendoza tiene el potencial para posicionarse como uno de los principales productores en este sector. Estamos muy satisfechos con la convocatoria y la calidad de este seminario y creemos firmemente que traerá resultados sumamente positivos para la producción y para Mendoza en su conjunto”, cerró el funcionario.

Diego Aguilar, presidente de CAPCI y del Fondo de Integración de la Cereza de Mendoza, comentó: “Me complace enormemente estar aquí. Este evento representa una oportunidad invaluable para todos los productores de cerezas de Mendoza que buscan seguir innovando y expandiendo sus cultivos”.

En este sentido, Aguilar remarcó: “La cereza es un cultivo con una alta rentabilidad para nuestra provincia y genera una importante cantidad de empleo, ya que requiere ser cosechada a mano y el proceso de empaque también demanda mano de obra. Es por ello que nos alegra contar con la participación de productores de Chile, otras provincias y la Patagonia, quienes no solo comparten sus conocimientos sobre el cultivo y la obtención de frutas de alta calidad, sino que también traen consigo valiosas experiencias.

Al cierre, el titular de la cámara representativa del sector destacó: “Como bien mencionaron los primeros expositores, Mendoza no tiene límites. Nuestras condiciones climáticas únicas nos permiten obtener frutas tempranas de excelente calidad, especialmente si aplicamos los paquetes tecnológicos adecuados. Esto nos posiciona como proveedores líderes de frutas frescas para el hemisferio norte, donde la demanda es constante. En resumen, este seminario nos ofrece la oportunidad de explorar nuevas formas de crecimiento y consolidación en un mercado global en constante evolución”.

A su turno, Alberto Carleti, productor de cerezas e integrante del FIDEC, comentó: “Para quienes formamos parte del sector de la cereza y hemos estado involucrados durante muchos años, este evento representa un hito importante. La cereza siempre ha sido un cultivo con una gran sinergia dentro del sector productivo. Desde hace años, hemos trabajado con la visión de que Mendoza tiene un potencial significativo para la producción de este fruto. En los últimos años, el crecimiento del consumo de cerezas a nivel mundial y el desarrollo en Chile nos han llevado a analizar las posibilidades para Mendoza”.

“Siempre hemos enfocado nuestra atención en la cereza temprana, una característica distintiva de nuestra región. Por eso, el sector decidió trabajar en colaboración con organismos públicos, como el IDR y ProMendoza, para impulsar este cultivo, remarcó Carleti y añadió: “Este tercer simposio marca el resultado de ese trabajo conjunto y deja en clara la importancia de seguir avanzando. Mendoza necesita recuperar las hectáreas perdidas y liderar nuevamente en la superficie cultivada de cerezas. Nuestro objetivo es claro: producir fruta de calidad y para lograrlo, necesitamos invertir en tecnología. Chile lidera en investigación y paquetes tecnológicos y nosotros debemos seguir ese camino para producir más y mejor”.

“Es un privilegio y un honor porque es la segunda vez que nos invitan, lo que nos permite compartir nuestras experiencias. Creo que ambos lugares tienen un potencial tremendo y que este encuentro puede impulsar el desarrollo de ambas regiones. Mendoza tiene posibilidades de crecimiento y la demanda mundial de este producto existe”, comentó por su parte Jorge Astudillo Galvez, gerente de Producción de Agroindustrial Valle Arriba SpA, Ovalle, Coquimbo.

Consultado Astudillo sobre cómo observa la producción de Mendoza, comentó: “La demanda existe porque cuando comienza la producción de cerezas tempranas, no hay cerezas en ese momento en los mercados en ninguna parte. Ahí, hay una oportunidad de llegar con productos de calidad. Sin embargo, necesitamos aumentar la producción y acercar las producciones actuales de Mendoza a las fechas que buscan esta rentabilidad”.

“Nosotros en Nueva California estamos sumando cerca de 300 o 350 hectáreas, apenas el 0,5% en comparación con las 70.000 que tiene Chile. Pero tenemos la obligación y la responsabilidad de abrir el mercado con una fruta de alta calidad. Ser partícipes de la industria y ser la punta de lanza de una temporada nos mantiene siempre motivados, tanto profesional como comercialmente”, señaló el productor oriundo de Chile.

Al cierre, Alfredo Baroni, coordinador Técnico del IDR, agregó: “Este evento, tiene como objetivo principal reunir toda la tecnología disponible en términos de nuevas variedades y técnicas de cultivo, especialmente enfocadas en lograr una precocidad en la producción de cerezas. Esto nos permite obtener la primera cereza del hemisferio sur, lo que implica un significativo valor tanto en los mercados nacionales como internacionales”.

“La coordinación de este evento ha sido posible gracias al trabajo conjunto entre la Cámara de Productores de Cerezas de Mendoza y diversos organismos gubernamentales. La respuesta fue excelente, con la participación de más de 100 asistentes, lo que demuestra su impacto positivo. No solo a nivel de asistencia, sino también como un catalizador de inversiones. De hecho, ayer nos reunimos con inversores extranjeros que están apostando por la producción de cereza temprana en Mendoza, lo cual es una excelente noticia para el sector”, agregó el funcionario.

“Este seminario es una de las actividades que se desarrollan en el marco del Fideicomiso de Desarrollo Estratégico de la Cereza, en el cual participan el IDR, la Cámara de Mendoza Cherry y el Gobierno de Mendoza, entre otras instituciones que respaldan al sector”, cerró.

Fondo de Integración y Desarrollo de la Cereza (FIDEC)

El FIDEC le da previsibilidad y permite planificar el futuro del sector con medidas concretas bajo el presupuesto necesario para potenciar esas acciones. Sobre los beneficios de contar con esta normativa, desde Producción comentaron: “Entre sus objetivos tiene la incorporación de tecnología e innovación en el cultivo de la cereza, procurando la obtención de mejores rendimientos y calidad”. 

“También promueve la especialización y la competitividad como herramienta de comercialización y promocionar, a la vez, el consumo de esta fruta en nuestra provincia, el país y el mundo. El Seminario busca incentivar la exportación de cereza en fresco gestionando ante los entes gubernamentales de los países consumidores para mejorar las condiciones de acceso a los mercados”, explicaron desde el ministerio.

Otro de los ejes de trabajo, en el marco de Fondo de Integración y Desarrollo de la Cereza, tiene que ver con promover la investigación sobre el cultivo de este fruto, su industrialización y los subproductos que se pueden obtener, su tecnificación y el desarrollo de los sectores que abastecen de los distintos insumos que requiere el sector. 

La normativa prevé el desarrollo de estrategias a corto, mediano y largo plazo para el crecimiento económico de superficie cultivada y volúmenes obtenidos, diversificar mercados y profundizar la penetración de los mercados ya ganados, cumpliendo siempre con los requerimientos y estándares de calidad internacionales.     

Producción de cerezas en Mendoza

El cultivo de cereza es de suma importancia para nuestra provincia, ya que es la fruta con la que se inicia la temporada de cosecha (exceptuando el damasco). Es primicia para los mercados, debido a que llega antes que la del Alto Valle de Río Negro.

Por otro lado, es uno de los frutos con mejores oportunidades en los mercados del Norte, por lo que las perspectivas, tanto en el corto como en el mediano plazo, son positivas. Esto se debe a que la cereza es una fruta que encuentra creciente interés durante la temporada de contraestación y en especial para las fiestas navideñas en consumidores europeos, norteamericanos y asiáticos. 

Según registros, Mendoza cuenta con entre 30 y 40 productores, ubicados principalmente en el Valle de Uco y en el oasis Norte, quienes desarrollan sus actividades en unas 700 hectáreas de las que se pueden obtener, en promedio, unas 5.000 toneladas de cerezas para consumo en fresco. De esta cifra, 90% se destina a los mercados de Buenos Aires, Rosario y Córdoba, con excelentes retornos para la fruta temprana y 10% es exportado.