22 de octubre, 21 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Mendoza tendrá los primeros casinos estatales cardioasistidos


Dos equipos Desfibriladores Externos Automatizados (DEA) estarán disponibles en el Casino Central y en el Anexo San Martín. “Habrá un cardiodesfibrilador en estas salas, por el momento, que han sido priorizadas debido a la afluencia de público que poseen. Ya hemos iniciado las capacitaciones sobre el uso específico de los DEA, porque nuestro personal ya está capacitado en reanimación cardiopulmonar”, informó Josefina Canale, presidenta del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC).

Los DEA son de última generación en su tipo, totalmente automatizados y de fácil uso para cualquier persona que necesite utilizarlos. Son equipos de fabricación alemana certificados con normas de calidad y será el IPJyC la primera entidad del Estado provincial que los utilizará. La inversión supera los 80 mil pesos.

La iniciativa del IPJyC y el Programa de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares se adelantan a la llegada de la Ley Nacional de Muerte Súbita, que exigirá al menos un DEA en espacios público o privados con una rotación de público de alrededor de mil personas, y en donde el acceso de los servicios de emergencia se vea retrasado por alguna causa específica.

Presentación Cardidesfibriladores

El Programa de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares funciona con fondos provenientes del IPJyC. Técnicos y profesionales del programa brindan capacitaciones sobre técnicas de resucitación cardiopulmonar.

Sobre la importancia de contar con el equipamiento recientemente adquirido, el responsable del programa, Nelson Fredes, señaló que “por cada minuto que pasa y no se realizan las maniobras de resucitación se pierde 10 por ciento de probabilidad de vida de una persona que esta ante un paro cardíaco. La decisión de los directivos del Casino de implementar el uso de los DEA deja al Estado mendocino como precursor y modelo a seguir, para salvar una vida reduciendo la morbimortalidad por muerte súbita”.