26 de setiembre, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Reactivación hidrocarburífera: Mendoza suma una millonaria perforación


Se invertirán más de 2,5 millones de dólares en un nuevo pozo de 2.100 metros de profundidad en Malargüe. Con esta acción se llevarán a cabo estudios geológicos que servirán para explotaciones futuras. Generará 100 puestos de trabajo directos y otros 100 indirectos.

El sector hidrocarburífero en Mendoza sigue creciendo a paso firme: los más de $6.000 millones en inversiones logrados con el Programa Mendoza Activa Hidrocarburos se traducen en reactivaciones de pozos abandonados y nuevas exploraciones y perforaciones.

A las ya presentadas como parte del programa, se suma la exploración de la zona de Malargüe conocida como Miembro La Tosca formación Huitrín. La empresa El Trébol comienza este mes con la construcción de la locación para luego concretar el pozo Picunche.

Esta perforación, de una profundidad de 2.100 metros, implica una inversión superior a los dos millones y medio de dólares y la contratación de cien empleos directos y otro centenar de indirectos para proveer de servicios y materiales.

“La información que se obtenga de esta perforación permitirá llevar adelante un estudio geológico en profundidad y planear, si es posible, un desarrollo asociado”, explicó el director de Hidrocarburos, Estanislao Schilardi.

Esta acción se lleva adelante en el marco del programa Mendoza Activa, que 8 meses desde su implementación, ha logrado inversiones en el sector por más de $6.000 millones.

Los hidrocarburos son una parte fundamental de la economía mendocina y en el inicio de la pandemia en 2020, el Gobierno de Mendoza se planteó un programa a largo plazo para que el sector no solo se sostuviera, sino que creciera y generara trabajo.

El plan para fue presentado por el Gobernador Rodolfo Suárez y el ministro Enrique Vaquié en octubre de 2020, enviado a la Legislatura y aprobado un mes después por ambas cámaras. La primera convocatoria se lanzó en febrero.

Instrumentado desde el Ministerio de Economía y Energía, se puso en marcha como una respuesta proactiva a un año marcado por la crisis por la pandemia de COVID-19 y hoy logra que se lleven adelante exploraciones que son fundamentales para el futuro de la energía mendocina.