Jueves 23 de mayo: suspensión de clases presenciales en La Carrera, Santa Clara y Gualtallary

SE INICIARÁ EN SETIEMBRE EL TRABAJO CON CONDENADOS POR DELITOS SEXUALES


Los detalles fueron suministrados por el recientemente designado coordinador del “Programa provincial para la prevención de la reincidencia de autores de delitos de índole sexual”, Hugo Alberto Lupiañez.

Lupiañez es magister en criminología, hasta ahora integrante del consejo asesor de expertos para la prevención de la reincidencia en delitos de índole sexual; decano de la Facultad de Psicología de la Universidad del Aconcagua; alcalde retirado del Servicio Penitenciario Provincial; ex director de Planeamiento Estratégico del ministerio de Justicia y Seguridad durante el gobierno de Arturo Lafalla y ex jefe de gabinete del ministerio de Gobierno de la misma gestión; coautor de un tratado de psicología forense en España, docente y conferencista internacional. Acompañado por el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Carlos Quiroga Nanclares, el académico informó que se está realizando un relevamiento de los internados con problemáticas de índole sexual y se está haciendo la selección de los primeros que van a ser incorporados al plan de tratamiento.

Uno de los pasos que incluye el programa es la capacitación específica de profesionales pertenecientes a la órbita del estado, en diagnóstico y tratamiento de agresores sexuales. “Al comienzo –dijo-se empezará con los internos que están más próximos a recuperar la libertad. Una vez que el interno entre en el programa comenzará  a trabajar todo un equipo donde se encuentran sociólogos, trabajadores sociales, asesores familiares, siempre –dijo Lupiañez-con el consentimiento por escrito del interno”. En la actualidad existen 245 internados por delitos de índole sexual. Desde el área de investigación de la Universidad del Aconcagua se realizará el seguimiento del programa, incluso cuando el interno salga en libertad.

Lupiañez sostuvo que el agresor sexual tiene características especiales que lo llevan a actuar de esta manera y que “nadie puede garantizar que no va a ver reincidencia. Nos importa disminuir la reincidencia”, destacó. Recordó que el agresor tiene características psicológicas particulares por lo que se trata de trabajar sobre estos factores y que de acuerdo a la Ley 24660 que establece el régimen progresivo de la pena, es “imprescindible que el condenado cuando es penado, se le realice un diagnóstico criminológico. En la 1166 se establece además que para poder lograr la libertad en este régimen,  se pone como condición para un agresor sexual, que debe someterse al tratamiento psicológico”

El funcionario se declaró abiertamente en contra de la castración química. Sostuvo que “ la mal llamada castración química no tiene sentido por sí sola porque produce una disminución en la líbido que no tiene sentido mientras el sujeto está internado, porque cuando salga en libertad su libido volverá a ser normal”. Agregó que el tratamiento hormonal tiene consecuencias físicas y que no es prioridad de este programa provincial. El profesional estimó que en setiembre se comenzará a trabajar con los internos y que a comienzos del año que viene podrán obtenerse los primeros resultados.

Por su parte el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Carlos Quiroga Nanclares señaló que este programa es “una muestra clara de hacia dónde debe ir el servicio penitenciario e indicó que se está trabajando con Salud y Desarrollo Humano para la implementación de todos los programas bajados por la Nación en el Borbollón con 120 internas mujeres. “Pensamos al interno como un ciudadano más”, concluyó el funcionario.

Fuente: Ministerio de Gobierno