08 de mayo, 21 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Suarez: “Concertar exige siempre un gran esfuerzo plural”


El mandatario mendocino brindó su segundo discurso en el tradicional evento de COVIAR. Resaltó y detalló las principales acciones gubernamentales de la Provincia que apuntan a acompañar al sector vitivinícola. Además, remarcó que “para que haya acuerdos duraderos, solo se necesita compromiso con la verdad, capacidad crítica y autocrítica y, fundamentalmente, coherencia entre lo que se dice y lo que se hace”.

El Gobernador Rodolfo Suarez participó en el desayuno de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), junto al Presidente de la Nación, Alberto Fernández. Además, asistieron los ministros nacionales Luis Basterra (Agricultura) y Wado de Pedro (Interior); el secretario de Asuntos Estratégicos de Presidencia, Gustavo Beliz; funcionarios del gabinete provincial, exgobernadores de Mendoza, otras autoridades nacionales, provinciales y municipales, legisladores y dirigentes empresariales.

Al comenzar su discurso, el Gobernador de Mendoza agradeció “el esfuerzo hecho por todos quienes posibilitaron que se levantara la cosecha y que nuestra industria más representativa siguiera adelante a pesar de las dificultades. Principalmente, a los trabajadores”.

Cosecha, economía y pandemia

Suarez recordó que la aparición del virus en el país “tuvo coincidencia temporal con nuestra cosecha, por entonces, en un contexto de incertidumbre absoluta sobre la enfermedad, y por eso es destacable la reacción rápida conjunta de los sectores público y privado para definir y aplicar los protocolos correspondientes, que facilitaron la continuidad de la actividad cuidando a las personas. Se trató de uno de los primeros protocolos que existieron en el país y, por lo tanto, merece ser resaltada su ejemplaridad. Ejemplaridad que también se vio con los llamados trabajadores golondrina, a quienes asistimos mientras estuvieron en la provincia y, luego, junto a la Nación y al sector privado, trabajamos para que pudieran regresar a sus lugares de origen bien cuidados”.

“Aun pudiendo reconocer que en Mendoza hemos mantenido un equilibrio razonable entre la gestión de la emergencia sanitaria y la apertura de la economía”, remarcó el Gobernador, agregó: “Con una economía más chica estamos teniendo que sostener la prestación de muchos más servicios, lo que nos ha obligado a definir nuevas prioridades y extremar las medidas de austeridad”.

El mandatario mendocino advirtió: “Todavía nos quedan muchos días de combate contra la pandemia, no solo por el comportamiento errático del virus y los tiempos que demandarán los procesos de mitigación tales como la vacunación, sino también por las dramáticas consecuencias sociales que viene dejando a su paso, fundamentalmente en términos de empleo”. Y puntualizó: “Estoy convencido de que el desafío ético prioritario que tiene toda la élite dirigencial debe estar centrado en la lucha contra la pobreza”.

En este sentido, Suarez señaló: “Necesitamos poner fin a las desavenencias argentinas, concentrándonos en la creación de riqueza; agudizando los esfuerzos para mejorar la disciplina fiscal, como viene haciendo Mendoza en los últimos años; mejorando en el Estado la inteligencia distributiva; promoviendo al sector privado con buenas condiciones para que pueda desenvolver todo su potencial; incentivando un enfoque modernizador de la educación; estimulando la innovación y creando condiciones de mayor previsibilidad para la inversión y la producción, mediante la garantía que solo puede brindarles la solidez, la calidad y el respeto institucional, como debe ser en un país serio”.

“La articulación virtuosa de todos esos factores únicamente puede hacerse en el marco de un gran acuerdo nacional”, subrayó Suarez, y agregó que puede ser posible “mediante consensos amplios que enlacen a todo el sector público y privado”.

“Hablo de unidad en los propósitos”

El Gobernador recordó la presentación del Consejo Económico, Ambiental y Social de Mendoza, donde sostuvo: “Los argentinos y las argentinas conocemos ya los dolores profundos que pueden producir las grietas. Es hora de ir por los beneficios que solo la unidad puede proveer para que podamos tener un programa de desarrollo que sea sostenido en el tiempo”.

“No hablo de una unidad en el pensamiento, porque creo en la potencia generativa de la diversidad intelectual. Hablo de unidad en los propósitos”, aseveró.

Suarez remarcó además que “los consensos amplios y consistentes contribuyen a dinamizar las soluciones. A nadie escapa considerar que cuando en una sociedad hay mirada compartida, los objetivos están más próximos”.

Asimismo, destacó que “solo así vamos a poder construir una economía con crecimiento y una convivencia armónica, donde las oportunidades de progreso abran nuevamente el camino de la movilidad social ascendente que caracterizó a los mejores capítulos de la historia de Mendoza”.

“Concertar exige siempre un gran esfuerzo plural”, puntualizó el Gobernador de Mendoza. Y sostuvo que “es un llamado a la generosidad, a la modestia y a la humildad de los protagonistas. No se trata de renunciar a los intereses legítimos de cada uno sino de trabajar para articularlos solidariamente con el de los demás, teniendo como telón de fondo el bien común”.

“Para que haya acuerdos duraderos solo se necesita compromiso con la verdad, capacidad crítica y autocrítica y, fundamentalmente, coherencia entre lo que se dice y lo que se hace”, sostuvo.

Suarez se refirió a los grandes instrumentos de política macroeconómica, que “los maneja el Estado nacional y las provincias tienen muy pocas herramientas para influir en el desenvolvimiento de la economía real”. Sostuvo que “para hacer que nuestra economía regional sea más sana, necesitamos que los criterios de distribución de los recursos que hace la Nación con las provincias sean previsibles y mensurables, porque solo así se puede planificar con eficiencia el desarrollo local en cada rincón del país y, de paso, evidenciar quiénes son los que administran bien y quiénes no, por respeto a los contribuyentes, que son quienes financian al Estado”.

“Mendoza tiene una extensa tradición en materia de adaptación e innovación, quizá forzados por los enormes desafíos que tenemos como habitantes del desierto”, dijo Suarez, y ejemplificó: “La vitivinicultura es una de las muestras más palpables, no solo por su extraordinaria historia sino también por sus resultados recientes”.

Suarez mencionó que, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y el Observatorio Vitivinícola de la COVIAR, nuestro país ha logrado el segundo mejor registro exportador de vino en la serie histórica. “Como es habitual, Mendoza contribuye fuertemente en la conformación de esos números, aportando en esta oportunidad casi el 86% del valor FOB total facturado y un 81,4% de su volumen”, detalló.

De esta manera, el mandatario brindó datos puntuales sobre la vitivinicultura mendocina: “Dentro de la canasta de productos exportados, el mosto concentrado ocupa un lugar significativo, con más de 135.000 toneladas, por un valor de 138 millones de dólares. En este sentido, hay que decir que Mendoza contribuyó con el 57% de las exportaciones nacionales para el año que pasó”.

Con respecto al vino fraccionado, Suarez detalló que “en 2020 se registró un incremento en el volumen exportado del orden del 6%, como resultado de un aumento en las ventas al exterior del vino de etiquetas de entrada, por el cual las bodegas recuperaron un segmento de la base de consumo que se había perdido en mercados como EEUU y Europa, como consecuencia del retraso cambiario que tuvo lugar a partir de 2012 y que fue aprovechado por países competidores como España y Chile, principalmente”.

“Donde el desempeño ha resultado destacable es en las exportaciones de vino a granel, con más de 170 millones de litros exportados por Mendoza, lo que representa a su vez un 88% del total de 193 millones de todo el país”, informó.

El Gobernador puntualizó: “Para nuestro Gobierno, las exportaciones son prioritarias, por su impacto positivo en forma directa para las empresas y por la enorme creación de valor que derrama en toda la sociedad mendocina”.

Exportaciones mendocinas

El mandatario mendocino resaltó que “el Gobierno provincial, a través de ProMendoza, brinda tradicionalmente herramientas útiles para acompañar en el proceso exportador a las bodegas medianas y pequeñas, tales como la capacitación y la formación de nuevos perfiles comerciales, la asistencia a las empresas cuando concurren a ferias en el exterior o en las rondas de negocios que se organizan con importadores que vienen a la provincia”.

En este sentido, Suarez mencionó que “se han generado herramientas novedosas, como son los llamados hubs logísticos, en distintas partes del mundo, como China en el Asia o Bélgica en Europa. Durante el 2020 se agregaron dos nuevas plataformas en el Noreste de EEUU, con eje en Nueva York y Nueva Jersey, y en el Sur de Brasil, en el puerto de Itajaí. Para el 2021 estamos proyectando nuevos hubs en Panamá, EEUU y Europa”.

“En este contexto positivo en materia de exportaciones, hay que decir que el Gobierno de Mendoza hizo una gran transferencia de recursos al sector, priorizando a los viñateros, dados los bajos precios que recibieron por sus productos durante 2019 y el primer semestre del 2020”.

Fondo para la Transformación y el Crecimiento

“Entre las diferentes líneas de crédito que se pusieron a disposición del sector, se destacan las de cosecha, acarreo y elaboración, por un monto total de 1.400 millones de pesos, producto de un acuerdo con el Banco de la Nación Argentina, con subsidio de tasa por parte del Fondo de la Transformación y el Crecimiento. De esa partida se han puesto a disposición 600 millones de pesos para el sector cooperativo, 400 millones de pesos para el sector en general y otros 400 millones de pesos, a través del FTyC, para los pequeños productores”.

Operativo anticipo de cosecha

Suarez resaltó que desde el Gobierno provincial “pusimos en marcha un novedoso sistema de financiamiento, denominado Operativo Anticipo de Cosecha, para contratistas, productores y bodegas que destinaran sus uvas a la elaboración de mosto, por el cual se financiaba a toda la cadena productiva a tasa cero y a valor producto, estableciéndose en dicha oportunidad un precio referencial de 8 pesos el kilogramo para las uvas básicas, cuando el mercado pretendía pagar 6 pesos”.

A continuación, detalló que “los resultados del operativo fueron contundentes: se financiaron 20 bodegas y 454 productores y contratistas, con una tasa de recupero del 100%. Al finalizar la elaboración, el mercado registró un precio promedio de 7,50 pesos por kilogramo, muy cercano al precio referencial. Y, finalmente, en el transcurso del año se vendió el mosto sulfitado obtenido, a un precio dolarizado significativamente superior al necesario para recuperar el capital invertido. De esta manera, la operatoria arrojó una ganancia nominal del 50% y ayudó a aumentar los precios del mercado en un 20%”.

“Para tonificar los precios de la producción de uvas y vinos tintos, le solicitamos al presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura que modificara la resolución por la cual, para identificar un vino como tinto genérico, se exigiera un mínimo de 80% de uvas de variedades tintas, lo que fue ejecutado y ayudó a que el precio de los vinos tintos genéricos pasara de 9 pesos el litro a los más de 25 pesos que cotiza en la actualidad”, sostuvo.

Banco de Vinos de Mendoza

“Apuntando a dar una solución estructural a los recurrentes períodos de excedentes vínicos que presionan a la baja de los precios y perjudican a los productores, anunciamos la creación del Banco de Vinos de Mendoza, con el objetivo de controlar las existencias vínicas y darle mayor previsibilidad y sustentabilidad a toda la cadena de valor”, afirmó.

“Según el último informe del INV, el stock vínico se encuentra levemente por encima de los cuatro meses. No obstante, ya contamos con este instrumento de política por si se produce algún desvío inesperado en la evolución de la demanda interna y externa de vinos en lo que resta del año”, explicó.

Financiamiento de cosecha y acarreo

“Durante la presente cosecha, con el objeto de fomentar la formación de precios rentables para los productores en el mercado de uvas, hemos anunciado nuevamente el Operativo de Anticipo de Cosecha, destinado a uvas con aptitud para la elaboración de mosto”.

“En esta oportunidad también hemos creído necesario, mediante un esquema similar, fijar un precio referencial destinado a financiar a contratistas, productores y elaboradores de las uvas malbec”.

“En el caso del mosto sulfitado, financiaremos la cosecha y el acarreo a razón de 300 pesos por quintal, y la elaboración del producto, a 200 pesos por quintal, a un precio referencial de 20 pesos por kilogramo de uva básica”.

“En tanto que, en el caso de la uva malbec, financiaremos la cosecha y el acarreo en función de la zona de producción: los valores van desde los 300 a los 400 pesos por quintal, según el oasis productivo. Mientras que, para la elaboración de esta uva emblemática, se estableció un financiamiento de 250 pesos por quintal para toda la provincia”.

“Los precios referenciales guardan relación con los precios relativos históricos según la zona de producción, estableciéndose 40 pesos por kilogramo para la región Noreste, 50 pesos para la denominada Primera Zona más la región Sur y 65 pesos para el Valle de Uco”.

“Ambos operativos ya se han anunciado, se han reglamentado y se han puesto en marcha. Si bien es prematuro sacar conclusiones, por los precios que se están formando, entendemos que fuimos oportunos para lograr una justa distribución de la renta vitivinícola”.

Programa Mendoza Activa

Suarez sostuvo que “dentro del enorme esfuerzo que el Estado provincial ha hecho en materia de recursos para atemperar los efectos de la pandemia sobre la economía, hay que destacar el Programa Mendoza Activa”.

El Gobernador detalló que “este programa tuvo en el sector vitivinícola amplia receptividad, ya que el sector en su conjunto realizó inversiones por un monto total, a la fecha, cercano a los 2.500 millones de pesos, recibiendo un reintegro por parte del Estado provincial de cerca de 800 millones pesos. Este programa innovador invitó al sector a realizar inversiones en sus unidades productivas y la vitivinicultura respondió”.

En este sentido, Suarez anticipó: “Ya estamos impulsando Mendoza Activa 2, para seguir contribuyendo al desarrollo de la economía local”.

Políticas vitivinícolas

Suarez mencionó además otras acciones que se siguen llevando adelante desde el Gobierno provincial, como el “Seguro Agrícola, que sigue dando protección efectiva a los pequeños y medianos productores damnificados por los accidentes climáticos, lo cual se complementa con los beneficios fiscales y crediticios que otorgan las leyes de Emergencia Agropecuaria provincial y nacional. Paralelamente, la Provincia financia el Programa de Lucha Antigranizo, que ha permitido mitigar los efectos cada vez más adversos del clima”.

“No quiero omitir en la enumeración al subsidio al Riego Agrícola que la Provincia otorga a todos los productores que poseen explotaciones de hasta 50 hectáreas, a través del Fondo Compensador Eléctrico”, agregó.

“Entre Seguro Agrícola, Ley de Emergencia Agropecuaria, Lucha Antigranizo, Programa de Control y Erradicación de la Plaga Lobesia botrana y el Subsidio al Riego Agrícola, el Estado de la Provincia de Mendoza transfiere de su Presupuesto unos 1.200 millones de pesos anuales a los productores, además de los fondos destinados al financiamiento citados anteriormente”.

El Gobernador destacó que “el conjunto de estos servicios que el Estado le presta a la vitivinicultura configura un gran esfuerzo de las mendocinas y los mendocinos para darle sustentabilidad a la actividad”.

“Necesitamos más energías renovables en el sector, riego por goteo y protección activa de los cultivos de las contingencias climáticas. Así nuestros jóvenes podrán ver futuro en el territorio y sumarse al desafío de hacerlo crecer y mejorar sintiéndolo su lugar en el mundo. Para ello ponemos a disposición del sector las líneas de crédito a tasa subsidiada del Fondo para la Transformación y el Crecimiento”.

El mandatario mendocino anunció: “He instruido al Ministerio de Economía de la Provincia para que desarrolle un plan de desarrollo público-privado para iniciar un camino destinado a mejorar los rendimientos por hectárea en la finca y en bodega, atendiendo justamente los efectos del cambio climático”.

Factibilidad agrícola

Suarez sostuvo: “Seguimos trabajando en el proyecto que anunciamos el año pasado denominado Factibilidad Agrícola, ya que entendemos que las plantaciones agrícolas deben ser reguladas, sobre todo cuando el recurso del agua se está tornando cada vez más escaso. Esperamos que esta iniciativa sea emulada por las demás provincias productoras o, en todo caso, se sancione una ley nacional en ese sentido”.

“Enviaremos a la Honorable Legislatura Provincial un proyecto de ley para que todo nuevo emprendimiento agrícola perenne deba, previamente, conseguir una habilitación por parte del Estado, antes de ponerse en marcha. Este permiso será otorgado en función de criterios económicos, edafoclimáticos, sanitarios y, sobre todo, de disponibilidad del recurso del agua en el lugar donde vaya a plantarse el viñedo o los frutales”.

Portezuelo del Viento

“El agua es esencial para la sostenibilidad, la diversificación y el impulso a los proyectos de innovación económica en toda la provincia. Por eso es tan importante estratégicamente culminar emprendimientos como Portezuelo del Viento, como punta para recuperar el ciclo virtuoso de construcción de represas hidroeléctricas que hicieron posible el desarrollo en Mendoza, contribuyendo de gran manera también al país”.

“Es importante advertir que con unos pocos incentivos puntuales se podría contribuir a que el sector exportara mucho más, con los consecuentes beneficios para el país”.

“En este sentido, creemos importante que la Nación trabaje para destrabar la política arancelaria que afecta los costos de ingreso a ciertos mercados atractivos, planteando un esquema similar a lo que se ha hecho, por ejemplo, en el caso de la carne con México”.

“También, vemos con especial interés la posibilidad de reimpulsar una nueva etapa del PROVIAR, destinado a modernizar la estructura productiva, fundamentalmente en lo que hace a las infraestructuras del agua y la tecnificación del riego”.

Programa de control y erradicación de la Lobesia botrana

“Hemos seguido dando una fuerte lucha con el aporte de la Nación, la Provincia y los productores, haciendo disminuir el nivel de presión de la plaga, entre 2016 y 2020, en un 95%. Sin embargo, esta temporada es el último ciclo con financiamiento provisto por ley. Por lo tanto, apelamos al Gobierno nacional para que envíe un proyecto de ley al Honorable Congreso de la Nación para seguir financiando el programa plurianual, de modo tal que alcancemos en el corto plazo el estatus de Actividad Libre de Lobesia botrana”.

Trabajo conjunto con Nación

“En una agenda más amplia en la que también necesitamos que intervenga la Nación, creemos necesario que se trabaje en un programa de mitigación de los efectos del cambio climático con todas las provincias del Oeste, con el propósito de poder incrementar la oferta hídrica cuyo escenario de restricción ha dejado de ser coyuntural para convertirse en estructural”.

“Será necesario atender los costos logísticos derivados del trasporte y los costos de los insumos secos, cuya concentración quita competitividad”.

“En esa agenda podemos mencionar también la necesidad de eliminar el IVA para el Seguro Agrícola, que sería de muy bajo impacto fiscal para el país pero muy significativo para los productores, teniendo en cuenta siempre que no hay vitivinicultura virtuosa sin productores y por eso hay que cuidarlos creándoles buenas condiciones”.

Distrito del Vino

“Estamos trabajando en conjunto con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para crear en CABA el Distrito del Vino, de manera de contribuir a la promoción de la bebida nacional con una locación de fuerte impacto para el turismo internacional, que además ayude a impulsar el consumo interno”.

En la unidad y en el diálogo está la vocación del gobierno que lidero”

“Estoy convencido de que la gran mayoría de las argentinas y los argentinos nos quieren ver a todos trabajando juntos, sin importar la filiación política o la procedencia ideológica”.

“Solo hay esperanza con unidad. Esa es la deuda más importante que la política y la dirigencia argentina tiene con la sociedad. Y, por eso, en la unidad y en el diálogo está la vocación del gobierno que lidero para honrar los valores y la buena voluntad que las mendocinas y los mendocinos están dispuestos a poner para enfrentar la adversidad de los tiempos que vivimos y, en mayor medida, para ir por los sueños que guardan los tiempos que vienen”.