28 de noviembre, 20.40 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Vinos mendocinos tuvieron excelente aceptación en Shenzhen


Este martes finalizó la Misión Comercial a China organizada por ProMendoza, con un “tasting” en el imponente Hotel St. Regis de la ciudad de Shenzhen, en el cual participaron más de 400 invitados especiales.

En una primera instancia se puede afirmar que hasta el momento el volumen de acuerdos comerciales cerrados o en negociación alcanzado por las 23 bodegas que participaron de la Misión es de un millón doscientos mil dólares. Si bien esta cifra es alentadora, lo más importante es que casi todos los participantes coincidieron en que esta gira les sirvió para consolidar y afianzar la relación con sus importadores.

Shenzhen, ubicada al sur de China, es la ciudad que más creció a nivel mundial en los últimos 10 años. Ese explosivo crecimiento se debe a que el gobierno chino la creó proyectando la independencia de Hong Kong. Es por ello que, a partir de 1979, decidieron hacer de Shenzhen una “ciudad hermana”  de la pequeña isla y ha sido desde entonces un gran centro de aprendizaje y de negocios, en el cual el gobierno ha colocado mucha inversión, para transformarla en el corto plazo en un gran centro comercial, mayor al de Hong Kong.

Con respecto al mercado vitivinícola chino, Agustín Vila, coordinador de Mendoza Family Wines Group, nos dio su parecer al respecto: “En China hay principalmente dos mercados, uno para los vinos entry level (gama económica), con etiquetas privadas de los importadores, en el cual es muy difícil competir, porque lo que busca principalmente es precio y nosotros por los aranceles, impuestos y distancia, entre otros aspectos, somos más caros. Y el otro es un segmento que busca calidad y diferenciación, en este sentido, nosotros tenemos muy buenos vinos, pero necesitamos que se comunique más la calidad del vino argentino”.

En cada una de las 5 ciudades en las cuales se desarrolló la extensa agenda de trabajo se pudo observar como en el último tiempo el mercado chino, ha ido creciendo e introduciéndose en el mundo del vino. En este sentido, Agustín Marolla, director comercial de Bodega Tittarelli señalaba: “Cada año que pasa la evolución de los importadores, distribuidores e inclusive los consumidores es asombrosa. Durante estos eventos nos han pedido una hoja en blanco para mirar el contraste de color y se están transformando en consumidores críticos, lo cual es muy bueno para la industria vitivinícola”.

Este road show con el cual terminó la gira tuvo una excelente convocatoria no sólo por la cantidad sino por la calidad de quienes degustaron cada uno de los vinos y espumantes que se presentaron. En diálogo con Julián Iñarra Iraegui, de Proemio Wines, señalaba: “A lo largo de estos eventos nos entrevistamos con varias personas de origen chino, pero que ya no tienen un nombre de origen inglés, sino francés. Y que fueron educados en Francia y que por lo tanto tienen un paladar muy exquisito y refinado. Resultó muy llamativo que ese tipo de conocimiento no sólo lo tuvieran los integrantes de la industria sino consumidores habituales de vino”.

Como conclusión general de la Misión, se puede afirmar que la actividad cumplió con los objetivos planteados de promocionar y posicionar los vinos mendocinos. Las bodegas que estuvieron presentes lograron cerrar negocios y coordinar envíos de muestras para avanzar con otras exportaciones, profundizar la relación con sus importadores y conseguir una gran cantidad y calidad de contactos.

Es por esto que ProMendoza continuará apostando de manera constante a este mercado, para los cual ya tiene en agenda la participación en la Primera Exposición Multisectorial e Internacional de Importadores de China.

GALERIA