23 de setiembre, 21.20 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Ambiente: Feliz rescate de un pichón de flamenco en La Dormida


La Secretaría de Ambiente -por intermedio de la Red de Áreas Naturales Protegidas y atendiendo el aviso de una familia de La Dormida- acudió al rescate de un pichón de flamenco austral y lo trasladó a la Fundación Cullunche para su atención veterinaria. El pichón evoluciona favorablemente y, de continuar así, pronto se intentará su reintroducción a su medio natural.

Una familia de la localidad de La Dormida, en el departamento de Santa Rosa, rescató un pichón de flamenco austral al borde de la muerte que se encontraba colgando literalmente de un árbol, según se informó al personal de Fauna Silvestre.

“Es importante resaltar la participación, la invalorable colaboración y esta clara muestra de compromiso ciudadano al rescatar al animal y dar aviso a las autoridades. Por eso, desde la Secretaría de Ambiente pedimos a la población que acudan al sistema Ticket para avisar o denunciar de forma sencilla a través de la página web de Ambiente. Es un canal de comunicación que ayuda a vehiculizar avisos de casos como estos”, destacó el director de Recursos Naturales Renovables, Sebastián Melchor.

Según informaron las autoridades de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, el pichón de flamenco austral tiene aproximadamente cuatro meses de edad. Por razones que aún se investigan, el ave apareció a gran altura, enredada en las ramas de un árbol, cuando fue avistada por un miembro de la familia mencionada, quien lo bajó y lo resguardó en su vivienda. Luego, esta familia rescatista dio aviso a un pariente que trabaja en el Iscamen. Este familiar, que se desempeña en el organismo provincial, fue quien rápidamente avisó a los guardaparques de Ñacuñán para que rescataran al ave.

El flamenco austral (Phoenicopterus chilensis) es un ave muy vistosa de color rosado. Su pico es amarillo pálido, de punta negra y tiene una forma curvada hacia abajo. Las patas son largas y de color amarillo grisáceo. Se alimenta filtrando pequeños microorganismos con su pico y también come invertebrados. En las patas se pueden observar los dedos con articulaciones de color rojo. Entre ellos hay membranas que le permiten nadar. Su pico presenta un sistema de laminillas en los bordes para filtrar el agua y alimentarse de pequeños microorganismos. También consume invertebrados, como crustáceos. Se encuentra en grupos de varios individuos, los que eligen un sitio para construir sus nidos. La hembra deposita un único huevo. La cría es de color gris pálido y es alimentada con una sustancia lechosa que segregan los progenitores desde su buche. Inicialmente, los pichones no presentan el pico curvado como el adulto. Usualmente, realizan movimientos migratorios en bandada.

Según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), la especie se encuentra casi amenazada (NT, Near-Threatened) en cuanto a su estado de conservación.

Cabe aclarar que esta especie de la fauna silvestre se encuentra protegida en nuestra provincia, por lo que su tenencia en cautiverio –sin documentación que acredite su origen legal– se encuentra prohibida. De esta forma, se solicita a la población que dé aviso o efectúe una denuncia si comprueba que alguien tiene, esta u otras aves silvestres, en cautiverio o para tráfico y comercio ilegal: www.ambiente.mendoza.gov.ar.