25 de octubre, 21.15 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Ecoparque recicla y continúa generando lazos sociales


En el marco de los operativos de limpieza de rutina que se realizan en el Ecoparque Mendoza, se destinan cartones y maderas en desuso a la Fundación Carmela Fassi, para ayudar a jóvenes y adultos con discapacidad intelectual leve y moderada en situación de extrema vulnerabilidad social.

Gracias al convenio celebrado en 2020 entre la Fundación Carmela Fassi y el Ecoparque Mendoza, a través de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Ecoparque continúa estableciendo y extendiendo lazos en la sociedad Mendocina.

La directora de Ecoparque, Mariana Caram, destacó: “Esta es una más de las acciones que estamos llevando a cabo en el proceso de reconversión del Ecoparque y que dejan sentados los precedentes para potenciar nuevas interacciones sociales en nuestra provincia, especialmente en estos tiempos en que tanto se necesita”.

“Este año hemos entregado a la Fundación Carmela Fassi cuatro toneladas de cartón y tres viajes de camiones completos de cajones de madera en desuso para que sean aprovechados en proyectos de la fundación que benefician directamente a personas con discapacidad en situación de
extrema vulnerabilidad social. Otro tanto fue donado por el Ecoparque a la misma fundación el año pasado”.

La Fundación Carmela Fassi trabaja con jóvenes y adultos con discapacidad intelectual leve y moderada en situación de extrema vulnerabilidad social.

Nace como resultado del análisis realizado sobre la inclusión de personas con discapacidad intelectual en situación de vulnerabilidad en el mundo del trabajo. El principal aspecto del proyecto es la afirmación de los derechos de ciudadanía de las personas con discapacidad.

El representante legal de la Fundación Carmela Fassi, Martín Cacciavillani, señaló: “Nos acercamos a Ecoparque para poder reutilizar los materiales en desuso y nos encontramos con el hecho que allí también se reutilizan, por lo que, luego de evaluar la situación con la directora y los técnicos, vimos la posibilidad de aprovechar todo lo que es cartón y maderas. De esta manera disminuimos los residuos, extraemos los cartones, los comercializamos y
con ese dinero podemos afrontar gastos de la fundación. Por ejemplo, con el cartón recolectado el año pasado de Ecoparque pudimos comprar una bomba de agua y así mejorar el sistema de riego, implementando riego por goteo en el sector del huerto orgánico. Además, tenemos un proyecto de cocina solidaria con el cual estamos brindando asistencia cada sábado a 1.500 personas necesitadas. Lo realizamos en articulación con los merenderos y con la comunidad de Las Heras. Gracias a la madera de los cajones que están en desuso en el Ecoparque podemos cocinar, ya que estos espacios no cuentan con la posibilidad de mantener los costos de gas”.

La Fundación Carmela Fassi tiene un proyecto agroecológico en la institución además de un Centro de Actividades Educativas donde los jóvenes asisten de lunes a viernes, de 9 a 16. Se les brinda el desayuno y el almuerzo. Cacciavillani detalló: “Tenemos diferentes talleres, entre los que se incluye el proyecto agroecológico donde producimos fertilizante orgánico, hacemos composta y humus de lombriz. En nuestro huerto orgánico producimos nuestros alimentos. Además, tenemos un taller de producción y cuidado de animales y un invernadero donde sembramos flores y forestales trabajando en conjunto con el banco de germoplasma de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial”.

La fundación trabaja en actividades de la vida diaria abordando los aspectos cognitivos con talleres de cocina, lenguajes artísticos, expresión artística y taller de música. Busca ofrecer espacios de interacción significante valorados con auténtica equidad, potenciando nuevos
modos de ser y nuevas formas de expresión de habilidades o destrezas existentes. El objetivo es favorecer la voluntad de los alumnos, su capacidad de ejecución y asunción de roles significativos, responsabilidades y elecciones ocupacionales, de manera que puedan alcanzar un proyecto de vida con la máxima satisfacción personal y una mejor calidad de vida.

“Estamos ubicados dentro del Parque Industrial de Las Heras. Nuestro proyecto sigue en crecimiento y estamos trabajando para abrir una nueva sede en el departamento de Lavalle con la idea de construir nuestra granja en un predio de una hectárea. Estamos trabajando bajo los principios de la permacultura, con el objetivo de lograr la construcción de una vivienda autosustentable. Es importante destacar que realizamos todas las construcciones utilizando materiales reutilizables. El valor agregado es
que están construidos junto con los alumnos y con la comunidad gracias al aporte y la unión de voluntades del gobierno, de los empresarios y la comunidad”, concluyó Martín Cacciavillani.