Estado de las rutas y el tiempo en Mendoza

El Fondo de Agua del Río Mendoza presentó sus acciones para contribuir a la seguridad hídrica


A través de la articulación con diversos actores público-privados, el fondo busca mejorar la calidad y disponibilidad del agua en la cuenca para 1 millón de mendocinos.

En el Día Mundial del Agua, el Fondo de Agua del Río Mendoza presenta sus avances en materia de medición, restauración y preservación de ecosistemas, con el objetivo de mejorar la calidad y disponibilidad del agua en la cuenca del río Mendoza, donde habitan más de un millón de mendocinos. La zona se encuentra en estrés hídrico, es decir que la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible o cuando su uso se ve restringido por su baja calidad.

Este es el primer fondo de agua de la Argentina, creado en 2022 y conformado por Agua y Saneamiento Mendoza SA (AySAM), el Ministerio de Energía y Ambiente del Gobierno de Mendoza, el Departamento General de Irrigación (DGI), Cervecería y Maltería Quilmes y Aguas de Origen (alianza estratégica entre CCU Argentina y Danone). A la vez, articula con 36 organizaciones, entre organismos públicos, empresas, startups, emprendimientos, organizaciones académicas y ONG, y tiene acuerdo de colaboración con más de 12 instituciones.

El fondo publicó un Informe de factibilidad que evalúa la seguridad hídrica de esta cuenca, donde indica que el consumo domiciliario equivale a 400 litros por día por habitante, el doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por otro lado, el sector agrícola es el principal usuario, con 86% del agua superficial y 84% del agua subterránea, aunque se proyecta un consumo estable en el futuro y menor al incorporar tecnología para riego y buenas prácticas para un uso eficiente del agua. Por último, el sector industrial consume 1,4% del agua superficial y 12,3% del agua subterránea.

Factores como el crecimiento demográfico, el cambio climático y la mala planificación impactan en la cantidad y calidad del agua para todos los usos. Esto depende de los paisajes por los que fluye, la flora nativa y calidad de los suelos. Por ello, es urgente restaurar las cuencas hidrográficas, haciéndolas resilientes y sanas.

Entre 2018 y 2023, el fondo ha implementado cuatro proyectos de soluciones basadas en la naturaleza, llamadas así porque son intervenciones que protegen y restauran ecosistemas socialmente relevantes, generando beneficios tanto para las personas como para la biodiversidad. Se realizaron en las áreas naturales Parque Provincial Cordón del Plata, Parque Provincial Aconcagua y Área Ambiental Protegida Potrerillos. Surgen por estudios científicos previos que priorizaron problemáticas a atender y se codiseñaron las intervenciones con equipos técnicos de los socios del Fondo de Agua y de la comunidad.

Hasta el momento, el Fondo de Agua del Río Mendoza alcanzó a 650 beneficiarios directos; restauró 1.155 hectáreas en Potrerillos con la plantación de especies nativas; sembró 7.000 plantas nativas; creó 14 km de sendero sostenible y accesible para conservar vegas de altura, brindó 12 talleres de capacitación sobre manejo de recursos naturales y jornadas de voluntariado formativo en conservación y generó 40 empleos directos y 10 indirectos.

Durante 2024, el Fondo de Agua buscará ampliar la conversación con la comunidad mediante eventos presenciales y virtuales sensibilizando sobre la utilidad de las soluciones basadas en naturaleza y la acción colectiva, con el objetivo de ampliar la conciencia sobre el rol de cada actor social en el cuidado del agua, la restauración ecológica y la cooperación. Por ello, se impulsará el diseño de proyectos que se focalicen en la protección de humedales en la cuenca del río Mendoza y que den un fuerte impulso a buenas prácticas de manejo agrícola.

“La contribución del Agua para la Paz”: Día Mundial del Agua

El Día Mundial del Agua se conmemora desde hace 31 años el 22 de marzo, para sensibilizar a escala mundial sobre la importancia del agua dulce para el desarrollo humano. Esta iniciativa anual busca sensibilizar sobre los 2.200 millones de personas sin acceso a agua segura, luego incorporado en el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) 6 de agua y saneamiento para todos para 2030. Cada año, UN-Water, el organismo coordinador de la ONU en materia de agua y saneamiento, propone un enfoque para sensibilizar y este año se centra en “La contribución del Agua para la Paz”.