Estado de las rutas y del tiempo en Mendoza

En el Predio de la Virgen, Guaymallén, se realizó la Bendición de los Frutos


Con la ceremonia interreligiosa en el departamento metropolitano comienzan los actos centrales de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2024. Después de cuatro años, el Gobernador Alfredo Cornejo volvió a golpear la reja que invita a celebrar el trabajo de Mendoza.

Miles de mendocinos se acercaron al Predio de la Virgen de Guaymallén para presenciar la ceremonia religiosa que abre el calendario central de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2024.

Minutos antes de las 21, el Gobernador Alfredo Cornejo y la vicegobernadora, Hebe Casado, ocuparon el sitio reservado para ellos, muy cerca del escenario y acompañados por los funcionarios del Gabinete provincial, intendentes y legisladores, entre otras autoridades.  

“Esperamos que sea una buena vendimia, que la producción se vea reflejada en mayor riqueza para Mendoza. La vitivinicultura es nuestra industria madre, pero además tiene contacto con otras industrias, y cada vez más con el turismo, que genera empleo”, afirmó Cornejo, al tiempo que definió a la celebración como “parte de nuestra identidad, de nuestra cultura”.

Sobre la actividad productiva, el Gobernador destacó que los pronósticos de cosecha para este año son alentadores. “Se acerca una buena cosecha y esperamos que salgan muy buenos vinos, como a los que nos tienen acostumbrados los mendocinos que producen esta bebida”.

La ceremonia comenzó con el ingreso de la reina nacional de la Vendimia, Ana Laura Verde, y la virreina, Gemina Navarro, que dieron paso luego a las representantes departamentales que aspiran al trono cuando culmine esta semana en el Teatro Griego Frank Romero Day.

Ubicadas las reinas en el escenario, comenzó la primera parte del espectáculo El milagro de la Vida. Con dirección de Alberto Giménez, rindió homenaje a los productores, cosechadores, hombres y mujeres protagonistas del trabajo vitivinícola.

Al cierre, el Consejo Interreligioso de Mendoza, integrado por representantes de diferentes credos y de los pueblos originarios, se unió en una oración para agradecer la fecundidad de nuestra tierra. Más tarde, y siguiendo la tradición, el arzobispo Marcelo Daniel Colombo dejó un mensaje de esperanza y bendijo a los mendocinos y a los productos de su trabajo.

Al culminar la ceremonia religiosa, y acompañado por el intendente de Guaymallén, Marcos Calvente; la reina Ana Laura Verde y la virreina, Gemina Palacios; el presidente de la Federación Gaucha, Fabio Gilberto Reyes, y la flor provincial de la Tradición, Milagros Palacios, el Gobernador Alfredo Cornejo subió al escenario para realizar el golpe de reja.

Después del acto formal, continuó el espectáculo con el color, la música y la danza cuyana que resonarán durante los próximos días en las calles mendocinas.