Vendimia 2023: acreditaciones para Bendición de los Frutos, Vía Blanca y Carrusel

Mendoza insta a Nación a emitir las autorizaciones para que las elefantas del Ecoparque vivan en un santuario brasilero


Pocha y Guillermina, elefantas asiáticas residentes en el Ecoparque Mendoza, están listas para viajar al Santuario de Elefantes de Brasil. Sin embargo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación se niega a dar las autorizaciones para que puedan viajar. 

Tras los trascendidos nacionales, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia instó formalmente en el día de hoy al Gobierno nacional a emitir las autorizaciones para que las elefantas asiáticas, residentes en la Dirección Ecoparque Mendoza puedan viajar al Santuario Natural de Elefantes de Brasil. La emisión del certificado CITES por parte del ministerio nacional es la última autorización que falta para concretar el traslado de Pocha y Guillermina a Brasil. 

Esta semana se dio a conocer, a través del sitio oficial del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) de la Nación, que el Gobierno nacional pretende dilatar aún más la emisión de las certificaciones de exportación CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) de las elefantas Pocha y Guillermina, realizando nuevas consultas que no corresponden a los pasos procedimentales que se requieren. 

A pesar de la importante cantidad de documentación presentada por la Dirección de Ecoparque Mendoza en los expedientes de tramitación de los permisos CITES, acreditando el estatus del santuario y su reconocimiento internacional como uno con los más altos estándares de excelencia, el MADS indica en sus medios oficiales que duda de que se trate de un verdadero santuario. Con tecnicismos ampliamente superados por las acreditaciones efectivas logradas por el espacio, se pretende una vez más dilatar el traslado de Pocha y Guillermina. 

Ante esta situación, las autoridades mendocinas, junto al Santuario de Elefantes de Brasil y a Global Federation of Animal Sanctuaries, han presentado una vez más ante Nación la documentación que ratifica la condición de santuario y la imposibilidad de reproducir animales en dicho establecimiento, uno de los aspectos puestos en duda por MADS, en consonancia con lo establecido por las autoridades brasileras. Cabe destacar, además, que en febrero pasado la Provincia interpuso ante Nación un recurso de pronto despacho que aún carece de respuesta. 

Por un lado, es meritorio resaltar que en la República Federativa de Brasil la autoridad competente en categorizar a los establecimientos habilitados para el manejo de fauna silvestre carece de la figura administrativa de “santuario”. Por lo tanto, el Santuario de Elefantes no pudo ser inscripto con esa categoría cuando tramitó las habilitaciones. De acuerdo con la legislación local, la condición de “santuario” solo es semejante a las categorías administrativas “mantenimiento de fauna silvestre exótica” y “criadero científico”. Por esta razón, la autoridad local de la Secretaría de Estado del Medio Ambiente del Estado de Mato Grosso (SEMA) categoriza en la Licencia de Operación al Santuario de Elefantes de Brasil como “criadero de otros animales de gran porte”, estableciendo la prohibición escrita de no reproducción de animales en el establecimiento en tal licencia.

Por otro lado, la Global Federation of Animal Sanctuaries, institución internacional que rige y certifica los estándares de excelencia que deben cumplir los santuarios de animales, envió una carta al ministro nacional, Juan Cabandié, ratificando y destacando el cumplimiento riguroso de los estándares por parte del Santuario de Elefantes de Brasil (único santuario de elefantes en Latinoamérica). Asimismo, resalta que el principio fundamental y la política de los santuarios es la no reproducción de animales en cautividad, y sus instalaciones están diseñadas para lograr tal principio, con separación de sectores para hembras y machos en ubicaciones distintas del predio.

Finalmente, las autoridades de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia de Mendoza se han manifestado enérgicamente instando a la Nación a terminar con las dilaciones y emitir los certificados CITES de exportación, ya que todas las demás autorizaciones internacionales y nacionales están en regla y permanecen vigentes. Existen argumentos sólidos para que Pocha y Guillermina viajen al Santuario de Brasil, entre ellos el fallo de la Sala B de la Cámara Federal de Mendoza, donde reconoce a las elefantas como “persona no humana” sujetos de derecho y reafirma la competencia de la autoridad de aplicación local para decidir sobre el lugar de destino de los animales, en el que, además, reafirma categóricamente que es el mejor lugar para los elefantes que hoy residen en el Ecoparque Mendoza es el referido Santuario en Brasil.

Un viaje al Santuario.